El punto 587 del programa electoral con el que el Partido que sustenta el actual gobierno de
Castilla-La Mancha, el Partido Socialista, se comprometía a “Favorecer la continuidad y
permanencia en los centros como requisito para hacer viables los proyectos educativos de escuelas, colegios e institutos”. Esto, como tantos otros puntos del programa, hasta la fecha no
se han cumplido, pero no solo no se han cumplido sino que hoy, parece normal, que el Consejero
de Hacienda rete a su propio personal a denunciar su situación, para conseguir a través de una sentencia, que se materialice este compromiso.

Desde UGT, consideramos que esta actitud absolutamente prepotente por parte del Consejero
de Hacienda es inaceptable en un estado de derecho, “no es admisible que se rete al personal a
denunciar. Es una actitud que no hemos llegado a ver por parte del Partido Popular en la que fue la peor época para los servicios públicos en Castilla-La Mancha, y algo que tampoco hacen
las empresas privadas, solo el señor Ruiz-Molina es capaz de hacer unas declaraciones como
estas sin inmutarse, algo totalmente reprobable para cualquier gestor público”.

UGT exige una rectificación al titular de Hacienda y Administraciones Públicas, ya que es inaceptable que cualquier responsable de la administración pueda hacer declaraciones como
esta, y le pide al Señor Consejero, que ya que se vanagloria de haber creado una administración
progresista que lo demuestre y reconozca al menos, el derecho de su personal a cobrar durante los meses de verano ya que, hasta el momento, desde la firma del acuerdo a nivel estatal,
Hacienda no ha hecho ningún movimiento de cara a iniciar la recuperación de derechos.