El sindicato ha señalado en nota de prensa que el dato “constata el empeoramiento” del mercado de trabajo en Castilla-La Mancha, con un descenso de la afiliación, una “tímida” bajada del paro y una subida del desempleo interanual, “al contrario que lo ocurrido a nivel nacional, donde el paro si descendió respecto a 2018 en un 1,68%”.

“Es significativo además que los inicios de la campaña de navidad y las fechas de gran consumo como el Black Friday no se hayan traducido en creación de empleo. El paro en noviembre bajó apenas un 0,42% en servicios a costa de aumentar la temporalidad en la contratación hasta el 92,7% y de contratar en estos términos a jóvenes menores de 25 años; grupo en el que el paro descendió un 1,37% respecto al mes anterior”, ha apuntado desde el sindicato.

De igual modo, UGT ha lamentado que hayan caído tanto la contratación indefinida como la temporal y que la tasa de cobertura de las prestaciones por desempleo en la región siga “muy alejada” de la media nacional.

Por todo ello, UGT Castilla-La Mancha ha exigido al próximo Gobierno la derogación de las reformas laborales y un cambio en las políticas para impulsar un crecimiento “más equilibrado, sostenible e inclusivo que genere más y mejor empleo, de calidad y con derechos”.