UGT indica que durante la negociación de cualquier convenio colectivo, las mejoras que se incluyen van vinculadas a la capacidad económica de las empresas, ya que la mayoría de las modificaciones conllevan un gasto, según ha informado el sindicato en nota de prensa.

En este caso, apunta que al tratarse de la prestación de un servicio público, han entendido que es necesaria la implicación de las administraciones para poder llevar a cabo mejoras y conseguir la creación de puestos de trabajo en este sector. Por ello, han indicado que es necesario que la partida se destine íntegramente.

El sindicato manifiesta que el pasado 19 de enero de 2017 se aprobó en sesión plenaria de las Cortes de Castilla-La Mancha destinar íntegramente la partida. De esta manera, ha indicado que “ahora que se inicia la negociación de este convenio es el momento adecuado”.

El objetivo fundamental que desde UGT se ha planteado es que en este convenio desaparezcan las bases de 2 y 3 turnos convirtiéndolas todas en bases a 4 turnos, lo que supondría la eliminación completa de los dispositivos de localización; la recuperación del pago de las pagas extraordinarias integras, la mejora retributiva de un convenio que lleva congelado desde el año 2013, adaptar las categorías profesionales a la realidad y otro conjunto de mejoras que en definitiva tienen un coste.