Desde la organización ven necesario que “la recuperación económica, que está aumentando el nivel de beneficios de las empresas, repercuta también en los trabajadores mejorando sus rentas, pensiones y prestaciones, tanto sociales como laborales”, según ha informado en nota de prensa UGT.

“La clase trabajadora tiene que beneficiarse también de la nueva fase de expansión de la economía, recuperar la capacidad de compra y los derechos perdidos y mejorar su calidad de vida de manera progresiva”, ha subrayado el sindicato.

Por ello, a su juicio, son necesarios cambios “profundos” en el modelo económico, productivo, laboral y social, además de que “se hace imprescindible un nuevo modelo que suponga la derogación de la reforma laboral de 2012, y con ello recuperar el equilibrio de fuerzas perdido en la negociación colectiva, además del impulso de las subidas salariales que mejoren el nivel de vida de los ciudadanos”.

En este sentido, UGT ha señalado que ante la situación de la negociación colectiva que existe en la región es “prioritario establecer una serie de medidas que mejoren las condiciones laborales de los trabajadores, agilizar los procesos, mejora de los salarios, inclusión de cláusulas en los convenios en materia Seguridad y Salud laboral, formación, así como inclusión de medidas legales que eliminen la segregación ocupacional, tanto horizontal como vertical”.