Así lo ha indicado Pedrosa tras la reunión que ha mantenido este lunes con el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, , para conocer el Proyecto de Ley de Presupuestos de la Junta para 2020.

En concreto, el secretario regional de UGT ha apuntado que los presupuestos son “creíbles” en cuanto a la radiografía de la situación de la economía y del empleo que proyectan para el próximo año, a lo que ha añadido “que van en la dirección” correcta, a priori, en cuanto al porcentaje de gasto que destinan a los aspectos sociales como sanidad, educación y bienestar social.

“A partir de ahí creemos que hay un margen de mejora en la parte de los ingresos, en la que nos preocupa tanto las incertidumbres que vienen de la falta de Presupuestos Generales del Estado, como las que hay sobre las perspectivas económicas que siembran el Brexit y los aranceles”, ha manifestado.

A ello ha unido Pedrosa la “necesidad imperiosa” de que todas las formaciones políticas y sociales de Castilla-La Mancha se vuelquen “de forma unánime” para mejorar la financiación autonómica, “que genera enormes desigualdades presupuestarias”.

Así, ha querido insistir al Ejecutivo castellanomanchego en que hay un “margen de mejora” en materia de ingresos para recuperar el “paso atrás” que en materia de IRPF dio el PP hace dos legislaturas y que generó “bastantes desigualdades” entre los ciudadanos; así como en materia de patrimonio y donaciones, lo que permitirá mejorar unos 400 millones de euros los ingresos de la Comunidad Autónoma.

Con todo, tras mostrar su satisfacción por el hecho de que estos presupuestos “vayan en los plazos”, después de que en años pasados haya habido “complicaciones al respecto”, ha adelantado que el sindicato quiere conocerlos mejor y que pedirá a los distintos departamentos del Ejecutivo, a través de los órganos de representación institucional, ir conociendo todas las partidas mientras la cuentas se tramitan en las Cortes.

NO INCREMENTAR LA PRESIÓN FISCAL

De su lado, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha indicado que hay un compromiso con los agentes sociales de no incrementar la presión fiscal. “Es más importante poner la carne en el asador cuando hablamos del nuevo modelo de financiación y corrijamos los desequilibrios que estamos sufriendo”, ha añadido.

Por ello, Ruiz Molina ha insistido en que no es el momento de tocar ninguna figura tributaria en los presupuestos regionales del año próximo y ha apuntado que los mayores ingresos no deben provenir de una mayor presión fiscal sino de “un reparto de la tarta común” entre los territorios.

“Los presupuestos tienen como objetivos incentivar el crecimiento para crear empleo de calidad, atacando los principales problemas que tiene el desempleo relacionados como las mujeres, los jóvenes y el paro de larga duración”, ha manifestado el consejero, quien ha destacado igualmente el esfuerzo que se realiza en relación con los servicios públicos y que tienen que ver con el estado del bienestar social.