En nota de prensa, el sindicato ha reaccionado de este modo después de que el presidente de la mutua castellano-manchega Solimat, Ángel Nicolás, tasara este jueves en 70.000 millones de euros el coste derivado del absentismo laboral, por el hecho de que 840.000 trabajadores que no acudan a su puesto de trabajo durante un día entero.

“Desde UGT le recordamos al presidente de la patronal en la región que el endurecimiento de las condiciones por parte de las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social para conceder las bajas y el miedo de los trabajadores a perder su puesto de trabajo ha producido un trasvase de accidentes con baja a accidentes sin baja, las bajas se reservan para accidentes más graves, de manera que la duración de las bajas aumenta”, han indicado.

A juicio de este sindicato, “hace tiempo que la patronal mantiene una pertinaz insistencia en la necesidad de abordar el tema del absentismo, sin diferenciar entre el que es justificado y aquel que carece de justificación, y resultando especialmente preocupante su obstinación en resaltar las horas que se pierden por Incapacidad Temporal por Contingencias Comunes”.

“Además de que se trasluce una clara desconfianza hacia el trabajador sobre la existencia real de su situación de incapacidad —cuando son los servicios públicos de salud quienes acreditan dicha situación— se pretende incidir en la eliminación de los complementos a la prestación de la Seguridad Social que percibe el trabajador contemplados en algunos convenios colectivos”, han condenado.

Es por ello que han señalado que “la obsesión por las bajas médicas y su coste, no puede servir de excusa para derivar a otros la responsabilidad de las empresas en la organización de unas condiciones de trabajo apropiadas y satisfactorias para los trabajadores”.

Dicho esto, UGT ha solicitado revisar el sistema de calificación y declaración de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales o incluir la especialidad de medicina del trabajo dentro del sistema público de salud y derogar la normativa de mutuas colaboradoras con la Seguridad Social.