El secretario confederal de CCOO, , ha afirmado hoy en que “este 8 de Marzo tiene que haber una enorme movilización social, tiene que suponer un antes y un después para la sociedad española” y ha exigido que se impulsen medidas para combatir la desigualdad, la discriminación y violencia que sufren las mujeres.

Unai Sordo ha hecho estas declaraciones antes de participar en una asamblea para explicar los motivos de la Huelga del 8 de Marzo, con más de 300 delegadas y delegados sindicales de la federación de Construcción y Servicios de CCOO en nuestra región. También han intervenido en la asamblea la secretaria confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO, , el secretario general de CCOO de Construcción y Servicios, , el secretario general de CCOO , de la Rosa, y la secretaria general y la secretaria de Mujer de CCOO Construcción y Servicios CCOO CLM, y , respectivamente.

Sordo ha denunciado que existe brecha de género y salarial porque “los condicionantes de las mujeres en el mundo del trabajo son radicalmente distintos a los de los hombres”. El 75% del empleo a tiempo parcial es a mujeres, los complementos salariales de los varones son un 44% superiores, el insuficiente respaldo público a las políticas de atención a la dependencia y a la infancia influyen principalmente en las mujeres que siguen asumiendo el rol de los cuidados, las profesiones ‘feminizadas’ tienen salarios inferiores… Todo ello hace que las mujeres tengan una brecha salarial con respecto de los varones del 30% en nuestro país.

En los últimos años los salarios han caído de media un 7%, porcentaje que se eleva hasta el 22% en los grupos con los salarios más bajos, donde encontramos muchas mujeres. Para combatir estas desigualdades y discriminaciones, “este 8 de Marzo debe tener una dimensión laboral para fortalecer una enorme movilización social. Queremos que este 8 de Marzo suponga un antes y un después para la sociedad española. Que no sean sostenibles los discursos que legitiman y niegan la desigualdad y que se impulsen medidas en el ámbito laboral y económico, medidas que tienen que tener muchas vertientes, para que esto llegue a su fin”.

El secretario confederal de CCOO ha denunciado que en este país “se ha hecho una apuesta política por la desigualdad a través de las reformas que se han ido adoptando a largo de la crisis” y ha insistido en exigir “romper con estas políticas”.

Así, Unai Sordo confía en que “el Gobierno reaccione ante la que va a ser una jornada de movilización histórica” y lo emplaza a que deje de seguir “apostando por la desigualdad y de frivolizar con argumentarios verdaderamente lamentables, y a que abra una batería de espacios de negociación para abordar todas las causas de desigualdad en España”.

CCOO está haciendo asambleas en el conjunto del país para impulsar la Huelga del 8 de Marzo contra la desigualdad, contra las brechas de género y contra la violencia machista, y lo hacemos “desde una voluntad de confluencia”, ha afirmado Unai Sordo, quien añade que “la disputa no es el modelo de huelga que se haga, sino que la apología a la desigualdad que lleva aparejado el neoliberalismo sea inostenible socialmente, la apuesta es por ganar la batalla de las ideas desde las empresas, la calle y las instituciones. El sindicalismo rema en ese sentido”.

“El gran reto es que el discurso y y la práctica de la igualdad no tenga marcha atrás en España y que las brechas de género desaparezcan más temprano que tarde”, ha subrayado el secretario confederal de CCOO.

Por su parte, la secretaria confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO ha hecho hincapié en que este 8 de Marzo vamos a la Huelga “para pedir al Gobierno central y al empresariado políticas activas de empleo con estructuras estables que permitan acabar con esta desigualdad y esta discriminación”.

También porque queremos un “desarrollo real” del Pacto de Estado contra la Violencia de Género. CCOO consideramos que este Pacto es “insuficiente, pero lo es más si no tiene una programación de las medidas y mucho más si no conseguimos estar en la Comisión de Seguimiento”. Un Pacto de Estado en el que además “queremos que se implique la justicia y las Fuerzas de Seguridad que tienen que proteger y atender a las víctimas”.

Este 8 de Marzo, -ha remarcado Blasco-, “hay que hacer huelga para acabar con esta injusta discriminación, porque queremos correguir el impacto de la desigualdad laboral y social de las mujeres, que conlleva a un aumento constante de la feminización de la pobreza”.

La secretaria confederal de Mujeres e Igualdad ha señalado que la tasa de actividad femenina es inferior, hay 2,5 millones de mujeres menos trabajando que hombres, y que cuando se incorporan al mercado laboral lo hacen en peores condiciones con una mayor parcialidad y temporalidad, lo que repercute es sus prestaciones asistenciales y contributivas. Más de dos millones de mujeres están en desempleo en este país. De las casi 64.000 personas desempleadas más en el país en el último mes, más de un 75% han sido mujeres.

“Hace 40 años que la Constituación y el Estatuto de los Trabajadores sentaron las bases para acabar con esta discriminación. En 2007 se aprobó la Ley Orgánica para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres. Y en 2018 seguimos con una situación de desigualdad que se acrecienta”.

Este 8 de Marzo, CCOO exigimos también la erradicación de la violencia machista. En España 920 mujeres han sido asesinadas por violencia machista desde el año 2003, 49 en el último año.

Por su parte, el secretario general de CCOO CLM, Paco de la Rosa, ha hecho un llamamiento a “las mujeres y a los hombres de la región y del país a salir a la calle para exigir que las cosas cambien”.

“Los políticos tienen que cambiar las políticas, de lo contrario tendrán que asumir su responsabilidad. Es necesaria voluntad política para acabar con la invisibilidad, con la violencia machista, con la brecha salarial y el conjunto de brechas de género, con el techo de cristal, con los roles y estereotipos…”

También el empresariado tiene responsabilidad en materia de igualdad, ha afirmado De la Rosa, quien ha insistido en que “la negociación colectiva es una herramienta estratégica para que las personas, mujeres y hombres, puedan vivir y convivir en igualdad”.

“Tiene que producirse una equiparación en términos de igualdad radical y absoluta entre mujeres y hombres. Este 8 de Marzo tiene que ser decididamente el principio del fin del patriarcado que está brutalmente apoyado por un sistema neocapitalista al que le viene muy bien tener al 50% de la población relegado a un segundo término. Sería excesivamente incómodo para ellos que las mujeres alcancen el grado de igualdad que necesariamente tiene que darse entre sexos”.

Por último, la secretaria general de CCOO de Construcción y Servicios de CLM ha aseverado que “hay que poner pie en pared y decir basta ya de brecha salarial, de discriminación, de violencia, de acoso en el trabajo y fuera de él… y ha exigido políticas para acabar con todas estas discriminaciones que son absolutamente aberrantes”.