Así lo han asegurado este miércoles el director general de la Secretaría General y Técnica de y del Proyecto Edufinet, José Manuel Domínguez; y el director general de la Unicaja, , que han presentado en esta novena edición de las jornadas ‘Educación financiera para jóvenes’.

, que tiene como objetivo acercar la educación financiera a los estudiantes con una visión “clara y sencilla”, comenzará su recorrido el próximo lunes 16 de octubre en el IES Chaves de y el IES Padre Manjón de Granada, que fueron los ganadores de la VII Olimpiada Financiera; y se desarrollará hasta el 9 de marzo de 2018.

La pasada edición fueron más de 16.000 estudiantes los que participaron en estas jornadas, siendo la que tuvo un mayor número de alumnos y una valoración “muy satisfactoria, pero no nos debe hacer caer en la autocomplacencia”, según ha manifestado el director general de la Secretaría General y Técnica de Unicaja Banco y del Proyecto Edufinet, José Manuel Domínguez.

El objetivo del Proyecto Edufinet, impulsado por Unicaja Banco y la Fundación Unicaja y que cumple ahora su décimo aniversario, es mejorar la educación financiera de la ciudadanía y en él colaboran una veintena de universidades, instituciones y organizaciones empresariales. Su director ha enumerado las actividades llevadas a cabo en este tiempo.

Así, Domínguez ha hecho especial hincapié en estas jornadas formativas dirigidas a los jóvenes por su importancia, señalando que “el reciente Premio Nobel de Economía Richard Thaler en un artículo de 2013 que analizaba la efectividad de los programas de educación financiera abogaba por que éstos empezaran a impartirse a la edad más temprana posible”.

IMPACTO EN EL CONOCIMIENTO

Al respecto, ha indicado que en la pasada edición de las jornadas se realizó por primera vez un cuestionario a más de 9.000 participantes para saber el nivel de conocimiento inicial, dando una nota media de 5,3 sobre diez. También se hizo a un grupo más reducido un estudio para contrastar el nivel antes y después, resultando “un impacto positivo tras la acción formativa de una puntuación adicional de entre 0,6 y 1,3”.

Por su parte, el director general de la Fundación Unicaja, Sergio Corral, ha apuntado que la intención este año es “no sólo hacer la prueba de conocimiento a todos los que participen sino también ver ese aprovechamiento de la jornada”.

Corral ha indicado que la invitación a participar en estas jornadas se dirige a todos los centros que tienen Bachillerato, aunque se pueden unir otras clases. Asimismo, ha señalado que, por segundo año, los centros podrán ajustar parte de los contenidos de la sesión formativa, con temas como renta variable, renta fija, creación de empresas, fiscalidad o banca online, que es nuevo.

Esto se hace, según ha explicado el director de la Fundación Unicaja, a consecuencia de la experiencia del año anterior, en el que un 64 por ciento cogió la sesión estándar, pero “casi un 40 por ciento pidieron personalizarlo”. Asimismo, ha indicado que la presentación que se utiliza para los centros se pone en la web y se traduce al castellano, al inglés, al francés y al alemán.

Ha asegurado que como complemento de las jornadas están las Olimpiadas Financieras, que celebran su octava edición y que este año el caso práctico será sobre adoptar una decisión económico-financiera en el ámbito de una familia en función a un viaje.

Corral ha señalado que se intenta que el caso no tenga una solución cierta, “sino que en función de los supuestos o de las argumentaciones puedan ser correctos o incorrectos para generar debate”. Se seleccionarán los cuatro mejores trabajos, que se realizan en grupo y cuyos autores defenderán sus argumentos en el Centro Unicaja de Educación Financiera de Málaga en la final.

Ambos representantes de Unicaja Banco y Fundación Unicaja han incidido en la ausencia de connotación comercial de estas iniciativas, “uno de los principios sobre los que venimos trabajando, que se corresponden con el Código de Buenas Prácticas para iniciativas en educación financiera, promovido por el y la ”, ha indicado Domínguez.

En la presentación también han participado representantes de estas dos entidades, en concreto el director de Conducta de Mercado y Reclamaciones del Banco de España, ; y la analista del Área de Educación Financiera de la CNMV, ; así como el jefe del Servicio de Ordenación Educativa de la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía, David Márquez. Todos han destacado precisamente ese trabajo dentro del Código de Buenas Prácticas.

Así, el representante del Banco de España ha destacado el compromiso con la educación financiera “una herramienta más que tenemos para tratar de recuperar la confianza de los clientes hacia las entidades y para tratar que éstas traten a sus clientes adecuadamente y con arreglo a las buenas prácticas”.

Tejada ha apuntado que la educación temprana es “la mejor educación” y ha señalado que en las mediciones realizadas por ellos “se ve una mejora importante de los alumnos que reciben esta educación con respecto a los que no la reciben”.

Pero, además, ha indicado que hay “un valor añadido” como es el “efecto de dispersión”; es decir, “en los hogares en los que los niños reciben educación financiera se habla más de finanzas y esto es importantísimo para la educación financiera de los padres, que toman decisiones y ya están inmersos en el círculo de actividad económica”.

A nivel general, Tejada ha incidido en continuar con los programas de educación financiera en los colegios, “porque a pesar de que ya ha sido incluida en el currículum escolar, la configuración final no garantiza que todos los estudiantes de 15 o 16 años pasen por esta educación”.

Por su parte, la analista del Área de Educación Financiera de la CNMV se ha mostrado “orgullosa” de la colaboración de la entidad en este proyecto y ha dado la “enhorabuena” a los impulsores; al igual que el representante de la Junta de Andalucía, quien ha destacado la valoración que se hace en los centros de la presencia de expertos en educación financiera.