La de Alcázar de San Juan, dependiente del , lleva una década en funcionamiento y en este tiempo ha intervenido a más de 250 pacientes con muy buenos resultados.

Se trata de una Unidad multidisciplinar integrada por especialistas de los servicios de Cirugía, Endocrinología, , Cardiología, Neumología Anestesiología y Rehabilitación.

La cirugía bariátrica o cirugía de la obesidad mórbida tiene como principal objetivo la prevención de la morbimortalidad ligada a la obesidad, reduciendo las complicaciones asociadas a este importante problema y mejorando la calidad de vida.

Gracias a la cirugía bariátrica es posible que los pacientes experimenten una pérdida de peso suficiente y mantenida en el tiempo con un mínimo de complicaciones.

Este tipo de procedimientos, además de múltiples estudios y un proceso de acondicionamiento preoperatorio complejo, requieren un seguimiento postoperatorio a largo plazo (al menos cinco años), en el que es preciso evaluar los resultados de seguridad y efectividad, así como la satisfacción de los pacientes durante las diferentes etapas del proceso.

Para el jefe del de Alcázar de San Juan, el doctor , el incremento de la prevalencia de la obesidad en la actual sociedad ha provocado que “la cirugía bariátrica sea una actividad creciente en la que resulta indispensable el desarrollo de protocolos de alta calidad con el fin de normalizar de forma rutinaria el manejo de estos pacientes para obtener resultados óptimos”.

“Si bien la mejor arma contra la obesidad patológica debería ser su prevención desde edades tempranas, debemos ser muy activos a la hora de evitar que este problema se consolide en los pacientes y de lugar a un amplio cortejo de problemas que van deteriorando la salud del paciente obeso. La aparición de hipertensión arterial, diabetes, aumento del riesgo cardiovascular, trastornos respiratorios, osteoarticulares, por poner algunos ejemplos, hacen del obeso un paciente con tendencia a la cronicidad y muy vulnerable donde la cirugía tiene cada vez un papel más destacado”, ha explicado el doctor Moreno.

Premios a la Excelencia

El jurado de los VIII Premios a la Excelencia y a la Calidad en la Prestación de los Servicios Públicos en Castilla-La Mancha ha reconocido con una mención de honor a la durante un acto público que se celebró el pasado mes de diciembre en .

La distinción pone en valor la labor que realizan los profesionales de esta Unidad multidisciplinar. La complejidad y las particularidades del programa de cirugía bariátrica puesto en marcha en el Mancha Centro ha hecho necesaria la dedicación, dentro de la mayoría de estos servicios, de profesionales con formación específica para este proceso.

Esa apuesta por mejorar la atención a los pacientes ha permitido que esta Unidad obtuviera el año pasado la certificación de calidad ISO 9001. Un documento que garantiza la calidad del servicio prestado a los pacientes a través de la implantación de métodos de trabajo protocolizados, evaluables y sometidos a un seguimiento periódico continuo y que se entrega tras aplicar una serie de medidas y estrategias que permiten realizar la cirugía bariátrica implementado su efectividad, la recuperación del paciente y disminuyendo sus complicaciones.

Además, este modelo de organización del trabajo implica un enfoque del proceso asistencial hacia la mejora continua de lo que, sin duda, se benefician los pacientes que necesiten someterse a este tipo de intervenciones en el .

Apuesta por la calidad

Son 13 los certificados de calidad ISO 9001 que ha recibido la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan en estos últimos años. Además, de la citada Unidad de Cirugía Bariátrica, también han recogido este documento que garantiza el cumplimiento de los requisitos de la norma los servicios de , , , Trabajo Social, Farmacia, Mantenimiento, Admisión, Docencia, Radiodiagnóstico, Información y Atención al Usuario, Programa de Optimización del Uso de Antibióticos, Proceso de : Triaje y Síndrome Coronario Agudo y Proceso de : Enfermedad Inflamatoria Intestinal; los cuales han sido evaluados periódicamente desde que se inició el proceso de implantación de este sistema de certificación con la norma ISO 9001 en su versión 2008, y que en la actualidad ha dado paso a la versión 2015.

Las Normas ISO constituyen una herramienta de mejora continua de la calidad de la gestión para todo tipo de organizaciones, públicas y privadas. En el ámbito sanitario, la complejidad de los procesos asistenciales requiere un esfuerzo aún mayor de los profesionales y de las instituciones para garantizar esa mejora de la gestión.