Así lo ha señalado en declaraciones a los medios la nueva coordinadora regional de Violencia de Género de la Delegación del Gobierno, , antes de que tuviera lugar la reunión de las cinco Unidades contra Violencia de Género, que ha presidido el delegado del Gobierno, .

Sobre este aspecto, Reyes ha concretado que es “muy difícil” establecer si “realmente hay mayor violencia de género en el ámbito rural porque no hay denuncias” y ese, a su juicio, es el problema.

En este sentido, ha subrayado que de las 42 víctimas que ha habido este año en España, “solamente siete personas habían denunciado”. “Si no tenemos denuncias no podemos tener medidas de protección hacia ellas y hacia sus hijos, ni que ellas adquieran esas medidas de autoprotección”, ha explicado.

“Por lo tanto, lo importante es siempre denunciar para que podamos hacerlo y si no saben cuál es el medio que tienen, ayudarles y quizás a través de estas asociaciones podamos ayudarlas a saber qué es violencia de género porque quizás ciertas mujeres mayores están tan acostumbradas a cierto tipo de vida o a cómo las han educado que no saben a lo que se están enfrentando”, ha agregado.

Además, Reyes ha explicado que en esta reunión también han abordado los retos que van a llevar a cabo en la región para paliar esta violencia, uno de ellos es “poner en practica y llevar a cabo las nuevas medidas de violencia de género que se aprobaron en el Congreso el pasado, 13 de septiembre, que es lo que se les pide desde el Gobierno de la nación”.

En segundo lugar, ha continuado, van a colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y con todos los agentes sociales que intervienen en educación en el Plan Director para la convivencia de los centros escolares y en su entorno.

“DETECTAR ACTITUDES”

En este apartado, Reyes ha recalcado que no solo se van a centrar en el acoso escolar, o el abuso del alcohol o las drogas, sino que pretenden “enseñar a los chicos, a los padres, a las AMPAS y a los profesionales a detectar todas aquellas actitudes que puedan derivar en violencia de género a posteriori”.

“Si al árbol que crece no le enderezas desde pequeño cuando ya es grande es muy difícil que lo podamos enderezar y lo que tenemos que es hacer es prevenir desde el principio para que no se lleguen a dar estas situaciones de violencia contra la mujer u otro tipo de situaciones”, ha subrayado.

A preguntas de los medios sobre el presupuesto que se va a destinar a Castilla-La Mancha, Reyes ha dicho que el Gobierno central ha destinado dos millones de euros para toda España y para que haya un “buen reparto”, cada comunidad autónoma tiene que saber cuáles son “realmente sus necesidades”.

“Uno de los primeros retos a los que nos enfrentamos es un mapeo de los recursos que tenemos y de los que disponemos para que una vez que sepamos cuáles son nuestras carencias, solicitar esa cuantía que nos es necesaria”, ha detallado.

AÑO “BASTANTE NEGRO”

Preguntada también sobre la situación en la que se encuentra Castilla-La Mancha, Reyes ha dicho que ha sido un año “bastante negro” en la región, en lo que se refiere a víctimas mortales de violencia de género.

No obstante, ha recalcado que “de todas las denuncias que existen y de los casos activos de violencia en España, Castilla-La Mancha no llega al 5 por ciento”.

De su parte, Gregorio ha señalado, refiriéndose a la coordinadora, que cree que va a realizar un trabajo “perfecto” y además ha subrayado que “una de las cosas que la sociedad más demanda es que se actúe firmemente, todos unidos, todos juntos” para acabar con la violencia de género.

“Porque lo que está claro es que nunca estaremos satisfechos mientras que haya una sola persona, mujer e hijo o hija, que sufra esta lacra que nos avergüenza en el siglo XXI, que es la lacra contra la violencia de la mujer”, ha agregado.

Por último, ha asegurado que la Delegación del Gobierno va a trabajar “firmemente” y va a colaborar con las instituciones “para trabajar y poner nuestro granito de arena en contra de la violencia de género”, ha concluido.