En cuatro de las cinco provincias ha sido el partido que más cerca se ha quedado de hacerse con el último escaño en liza, pero en todas ellas a bastante distancia. Así, en Albacete se ha quedado a 10.974 votos de conseguir escaño; en Ciudad Real a 15.212; en Guadalajara a 15.579; y en a 8.269; mientras que en Cuenca ha sido Vox quien ha peleado la última plaza.

Unidas Podemos consiguió dos escaños en la última cita electoral general de 2016 en la figura de la jefa de gabinete de , , por Albacete; y de quien fuera vicepresidenta del , por Toledo, asientos que se dejó en la convocatoria de abril.

Tras las elecciones de hace siete meses llegó la cita electoral autonómica en la que Unidas Podemos perdió la representación parlamentaria a nivel regional, lo que provocó la dimisión en bloque de la cúpula de la formación morada.

Ante esta ausencia de poder, y tras casi cinco meses de vacío, desde Podemos a nivel estatal se nombró una gestora encabezada por , quien ha encabezado la candidatura por la provincia de Ciudad Real.

Este falta de liderazgo provocó que Izquierda Unida en la región reclamara la reelaboración de candidaturas a través de un proceso de primarias para ganar más peso en las listas, pero Podemos declinó esta propuesta y se repitieron las alineaciones con Teresa Arévalo por Toledo, por Cuenca, Jorge Uxó por Ciudad Real, por Albacete, todos ellos de Podemos; y por Guadalajara, de IU, que casualmente ha sido el candidato que mejor resultado ha cosechado de las cinco candidaturas, con un 11,94% de votos.