Según argumenta Garrote, el mapa de nuevas titulaciones asociado al Plan Estratégico de la UCLM busca “fomentar las sinergias entre educación, investigación e innovación” a través de la especialización de los campus y potenciando los sectores económicos estratégicos, lo cual se aleja de la realidad de dejar al campus conquense sin los estudio de Turismo.

“Pero no, el grado en Turismo para Toledo, no vaya a ser que los paletos de Cuenca aprendamos de más, generemos más empresas y empleo y nos pongamos a la vanguardia del turismo nacional”, ha lamentado.

Según considera, el grado en Turismo “es la última esperanza para el mañana de Cuenca, para que los jóvenes no abandonen su tierra”.

“Es una oportunidad especial para revitalizar el campus Universitario de Cuenca, para hacer de la actividad turística de calidad algo grandioso que vaya más allá del turismo activo y rural o multiaventura”, ha añadido.