El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, y el secretario general de UPA Castilla-La Mancha, , acompañados de , responsable de Vino de UPA, han mantenido una reunión de trabajo con la directora de la y , , donde se ha abordado el “serio problema que campaña tras campaña sufren los viticultores de la región”.

En concreto, Morcillo ha explicado a la directora de la AICA que no se pueden dar pasos atrás en todo lo que el sector ha conseguido en los últimos años, “hemos avanzado mucho como para que ahora los viticultores no dispongan ni de tablillas al inicio de las campañas, o no se disponga de contratos de referencia”, ha informado UPA en un comunicado.

Los responsables de UPA han mantenido esta reunión de urgencia solicitada la semana anterior para hacer constar una vez más el “descontento que se ha generado en un sector que ve cómo los precios han caído de manera brusca e incluso dándose la casualidad de que las dos industrias más grandes coincidan en el precio de sus tablillas”.

El responsable de Vino de UPA, Alejandro García-Gasco incide en denunciar “la práctica abusiva por parte de la industria ante el viticultor; debido a la indefensión de este al tratarse de un producto perecedero y donde le urge entregarlo lo más pronto posible”.

Estas son algunas de las situaciones que desde la organización agraria se han trasladado a la directora de la AICA, ya que este organismo dependiente del es quien vigila las relaciones comerciales entre compradores y vendedores vigilando la existencia de contratos escritos entre las partes o el establecimiento de un precio determinado de los productos en ese contrato.

Desde UPA también se ha trasladado la necesidad de mejorar algunos aspectos de la ley de la Cadena Alimentaria que son fundamentales para que el sector tenga una “ley eficaz y útil”; como son fortalecer el régimen sancionador y la publicación de quién realiza las malas prácticas comerciales dentro del sector, un registro público de contratos que sirva de arbitraje en caso de incumplimiento de alguna de las partes. Y, finalmente, que “recoja la práctica desleal para los viticultores como es la venta a pérdidas”.