UPA C-LM ha considerado en nota de prensa que el , a través del Real Decreto 706/2017 de 7 de julio redactado por el Ministerio de Economía e Industria, muestra su “abandono y menosprecio” por el sector agropecuario “sin pensar en las repercusiones económicas que tendrá sobre los profesionales del sector ni en el posible incremento de circulación de maquinaria agrícola por las carreteras”.

Desde la organización agraria han calificado de “barbaridad” la decisión de “limitar el tiempo de repostaje a tres minutos y 75 litros de carburante por tractor o camión”. “Estos detalles demuestran el desconocimiento y falta de sensibilidad con el sector, pues hace imposible la gestión normal y el trabajo diario que los agricultores y ganaderos con su maquinaria de trabajo”, ha añadido.

La Unión ha insistido en que “cualquier persona que tenga conocimiento del sector agro es consciente de que el consumo de gasóleo se dispara en las explotaciones, con lo que agricultores y ganaderos necesitan repostar con rapidez para aprovechar el tiempo de trabajo”.

Por ello, ha afirmado que, debido a esta nueva regulación, “será imposible hacer frente a determinadas campañas y trabajos agrícolas repostando únicamente en las gasolineras de las cooperativas”.

Además, desde UPA C-LM han incidido en que “no ha existido ni diálogo ni consenso con las organizaciones agrarias” por parte del Gobierno central, repitiendo que esta medida “tendría una grave repercusión en toda la región, unida al hecho de los desplazamientos extra que ocasionaría con el incremento de la circulación de maquinaria agrícola por las carreteras de nuestra región”.

“Una vez analizada esta nueva normativa, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos exige al Gobierno que modifique el Real Decreto y elimine estas limitaciones al repostaje que sólo perjudican de manera muy grave y directa a las economías de los agricultores y ganaderos”, ha recalcado.