de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Castilla-La Mancha ha valorado positivamente el compromiso del próximo presidente de la región, Page de “impulsar la agricultura y la ganadería” y su intención de poner al frente de la consejería a un equipo de expertos que de verdad conozca el sector, respecto a su alocución de este martes.

Esta mañana, el secretario general de UPA CLM, ha asistido a la segunda jornada del Debate de Investidura de las Cortes regionales en la que ha escuchado, desde la tribuna de invitados, algunas de las líneas generales del programa de gobierno que pretende desarrollar.

Desde la organización agraria consideran positivo que el próximo presidente, haya puesto especial énfasis en los problemas de agua que tiene Castilla-La Mancha en sus siete cuencas. Y sobre todo, que haya calificado de “enorme traición a los intereses de la región”, los pactos que se han realizado en los últimos años contra esta región.

El secretario general de UPA CLM también ve positivos los anuncios de, “refundar el a través de la Ley Regional de la Agricultura Familiar; una Ley de Desarrollo Rural Territorial en la que se recoja la incorporación de jóvenes agricultores y, pensando en las mujeres, el desarrollo definitivo de la Ley de Titularidad Compartida en las explotaciones agrarias”.

Aún así desde UPA CLM velarán para que se tengan en cuenta las propuestas de progreso para el mundo rural que, previamente, presentaron a los políticos que aspiraban a gobernar. Y recuerdan que entre las más importantes están:

• NO condenar a los agricultores de Castilla-La Mancha al secano. Garantizar los recursos necesarios para atender las demandas actuales y futuras de nuestra región. Poner a disposición de los agricultores profesionales y las explotaciones agrarias prioritarias 25,5 Hm3 para resolver la regularización de los pozos del Alto Guadiana. Poner a disposición de los agricultores profesionales y las explotaciones agrarias prioritarias 25,5 Hm3 para resolver la regularización de los pozos del Alto Guadiana. Establecer un balance hídrico en el Plan de que recoja la realidad de la cuenca, que tenga en cuenta todos los recursos hídricos disponibles en la Cabecera del Segura, que permitan mantener los regadíos existentes con sus dotaciones actuales y la puesta en marcha de riegos sociales. Cumplir con todas las obras e infraestructuras hídricas comprometidas con esta región en los procesos de planificación hidrológica, especialmente en la cuenca del . Establecer un Plan de Cuenca del , que garantice la calidad de sus aguas y frene el actual expolio de sus recursos.

• UPA CLM está totalmente en contra de que se desarrolle en nuestra región la técnica de fractura hidráulica o fracking.

• UPA CLM, está totalmente en contra de la instalación en esta región del ATC.

• Mejorar la orientación de la aplicación de la nueva PAC, que se ha aprobado para España y Castilla-La Mancha. Favorecer el que las ayudas lleguen de forma prioritaria a los verdaderos profesionales del campo. La figura de ‘agricultor en activo’, finalmente, ha quedado en nada. Este desprecio a los profesionales, así como la no exigencia de carga ganadera para activar pastos favorecen sobre todo a los especuladores.

• El sector vitivinícola es fundamental para nuestra región y necesita un tratamiento diferenciado a todos los niveles, lo que requiere de una implicación decidida del gobierno regional y el establecimiento de políticas específicas. El reconducir la ‘Fundación Tierra de Viñedos’ a una Interprofesión a nivel regional sería un acierto que defienda los intereses del mayor viñedo del mundo.

• Es necesaria la puesta en marcha de un plan estratégico para el sector ganadero de nuestra región, que permita a este sector desarrollarse y sobre todo hacer viables las explotaciones de nuestros ganaderos.

• Incentivar el seguro agrario, como única herramienta para garantizar la renta agraria de nuestros profesionales ante cualquier tipo de adversidad es una prioridad de nuestra organización.

En definitiva, UPA Castilla-La Mancha pide una apuesta clara por el mundo rural y que se valore al sector primario como clave para salir de la crisis. Además de que se impulse el modelo familiar de explotación agraria, que se presenta como mejor garantía para el futuro sostenible para la economía de las zonas rurales de Castilla-La Mancha.