Según ha informado UPA en nota de prensa, son muchas las ocasiones en que la organización agraria ha mostrado la necesidad de que los profesionales del sector dispongan de un seguro agrario para sus explotaciones, de ahí que muestren un nivel de exigencia “elevado” con el y el Gobierno central a la hora de dotar al Plan de Seguros Agrarios, que se encamina a su 41º proyecto, “de un presupuesto adecuado al siglo XXI, pues apenas se ha movido desde hace casi diez años”.

El 41º Plan de Seguros Agrario, que contempla todas las líneas de seguro cuyo periodo de contratación se iniciará a lo largo del año 2020, contará con un presupuesto de poco más de 216 millones de euros, prorrogados como el año anterior, tal y como han informado desde el Ministerio. Aunque desde Enesa han señalado que la intención del Ministerio es elevar la dotación presupuestaria del Departamento destinada al apoyo de los seguros agrarios, desde UPA han considerado que debería hacerse de manera urgente “para así demostrar el compromiso con esta herramienta”.

Según UPA, desde Enesa han matizado que, según los datos disponibles en octubre, las cifras de capital asegurado y las toneladas de producción asegurada se mantienen respecto al mismo periodo del año anterior, pero en la organización agraria han insistido en que si las pólizas se revisaran y el presupuesto fuera superior este número se incrementaría, con lo que ello supone de protección para los profesionales del sector agroalimentario.

“Una vez más, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos demanda el compromiso del Ministerio de Agricultura y del Gobierno, aunque sea en funciones, con el seguro agrario, una herramienta que se ha mostrado como absolutamente eficaz y que corre el riesgo de ralentizarse o perder sentido si no se incrementa el presupuesto y se ofrecen facilidades a los agricultores y ganaderos que las contratan”, han concluido desde UPA.