En la reunión han abordado varios aspectos como el no poder asegurar más de 14.000 kilogramos de hectárea de uvas entre seguro principal y complementario si se aseguran como uvas inscritas en Denominación de Origen, según ha informado UPA en una nota de prensa.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos se ha explicado a Cruz Ponce lo “perjudicial” e “injusta” que resulta esta medida, “pues hay productores de otras denominaciones de origen que podrán asegurar a más del doble de los kilos que les permite el pliego de condiciones de su Denomación de Origen cuando en Mancha solamente pueden superar ese límite en un 7,7 por ciento”.

La Consejería y la organización agraria han coincidido en que Enesa, una vez ha entrado en estas consideraciones, “no las van a anular por las buenas”; de manera que se ha optado por “exigir” a la Entidad Estatal de Seguros Agrarios que incremente los precios de aseguramiento en uvas fuera de Denominación de Origen para la variedad airén a 0,22 euros por kilogramo; para la variedad macabeo a 0,23 euros por kilogramo y para la variedad cencibel a 0,30 euros por kilogramo en la Denominación de Origen Mancha; debido a que en estas zonas “se paga el airén al mismo precio y las diferencias entre macabeo y cencibel de uvas en Denominación de Origen y uvas fuera de Denominación de Origen son mínimas”.

En la reunión se ha concretado que se “formalizará” esta petición a Enesa en la reunión que mantendrán los directores generales el 26 de octubre, y así disponer de información sobre si se ha tomado esta medida por un motivo distinto al presupuestario “no tendrían que tener ningún problema para aceptarlo”. En caso contrario, desde UPA han considerado que “podría tratarse de un recorte de subvenciones encubierto ya que a menor valor de la producción asegurada, menor coste del seguro y menos subvención”.

CUADRO BONUS/MALUS

Por otro lado, en la reunión se ha analizado el nuevo cuadro de bonus/malus, “muy negativo para muchos asegurados, sobre todo para los que por desgracia han tenido siniestros en los últimos años ya que pierden en la mayoría de los casos 20 puntos”, ha recordado el responsable de Seguros de UPA.

“Vemos cómo el cuadro por el lado de los recargados ha pasado de un máximo de recargo del 15 por ciento al 35 por ciento. Es decir, 20 puntos más de recargo. Sin embargo el cuadro de los bonificados en vez de mantenerse igual o incrementarse, como mínimo en igual medida, pasa de tener un máximo bonificado del 40 por ciento al 35 por ciento. Esta situación provoca que los asegurados que estaban en el 40 por ciento de bonificación, cuando le bajas 5 puntos no noten la ridícula bajada de tarifas”, ha indicado.

Asimismo, considera “injusto” que Enesa penalice a todos aquellos asegurados que tienen explotaciones mixtas de secano y regadío “en vez de ir a ver qué es lo que ha ocurrido con esto y por qué han hecho así las pólizas, basándose en un 5 por ciento de pólizas mal hechas de las cuales UPA no conoce nada en absoluto”.

Finalmente, UPA ha solicitado a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha un incremento para la subvención del Gobierno regional para su aplicación en la próxima contratación. Desde UPA han considerado que “las tres primeras medidas en su conjunto van a hacer que los viticultores se lo piensen mucho este año antes de contratar el seguro ya que estamos viendo incrementos en el coste del seguro que en muchos casos”.