En un comunicado, UPA ha explicado que “miles de toneladas” de miel española aguardan en los almacenes de las cooperativas apícolas, un “bloqueo provocado por los grandes envasadores, que prefieren comprar la miel a bajo precio —alrededor de 2 euros por kilo— en el extranjero, fundamentalmente en China”, mientras que el producto español, cuyos costes de producción no bajan de los 2,50 euros por kilogramo, queda así bloqueado.

Mientras el proceso para que sea obligatorio por ley reflejar el origen de la miel en el etiquetado sigue avanzando —lo que podría alargarse aún varios meses—, UPA cree que los envasadores y la gran distribución podría reflejar ese origen “desde ya”, apostando por el producto nacional, “porque tiene más calidad, más seguridad, menos huella de carbono y además contribuye a apoyar al mundo rural y a luchar contra el despoblamiento”.

Los apicultores han mostrado su preocupación por que la campaña 2019 ya está comenzando, lo que podría aumentar los stocks y hundir aún más el precio si no se da un cambio de actitud de la industria envasadora.

En la reunión han participado el presidente de la (ASAPA), , y el secretario general de UPA Guadalajara, .