La reforma de la “tarifa plana” para trabajadores autónomos que está preparando el “debe imponer un sistema de control de acceso al sistema, en el que se valore la viabilidad del proyecto”, según ha manifestado el secretario general de UPTA CLM, Cesar García, que así se lo transmitió personalmente a la Ministra de Trabajo, en la reunión mantenida tras su nombramiento el pasado mes de julio. El secretario general de UPTA CLM ha basado esta afirmación en los datos que muestra que entre el año 2013 en que entró en vigor la medida y el presente 2018 han sido 62.291 los trabajadores autónomos de Castilla-La Mancha que se han beneficiado de la “tarifa plana” en la cuota de afiliación al (RETA) de la Seguridad Social, de los que sólo permanecen activos 5.235, un 8,4 por ciento del total de beneficiados, mientras que la media en España es del 15,5 por ciento.

Cesar García ha recordado que para beneficiarse del pago de 50 euros mensuales durante el primer año de cotización solo es necesario cumplir el requisito de no haber sido autónomo en los dos años anteriores y “no se tiene en cuenta la viabilidad del proyecto, dando lugar a que se beneficien de esta medida quienes emprenden a la desesperada y no con ánimo de desarrollar de manera seria su actividad profesional”.

Para el secretario general de UPTA CLM el Gobierno de España debería considerar adoptar el modelo de “Entidades Homologadas para el acompañamiento a los Trabajadores Autónomos” que está poniendo en marcha el , en el que entidades como UPTA CLM van a asesorar a quienes deseen emprender como trabajadores autónomos en la región, asesorándoles para dar solvencia a su plan de negocio en los distintas fases de su implantación”.

El responsable de UPTA CLM ha insistido, además, en analizar las causas por las que en comunidades autónomas como el 40,7 por ciento de los emprendedores que se han beneficiado de la “tarifa plana” continúan su actividad, como ocurre con el 20,8 por ciento de los de , el 19,3 por ciento de Andalucía o el 18,7 por ciento de y el 18,4 de la Comunidad Valenciana. “Deberíamos preguntarnos si en esos territorios se está acompañando al trabajador autónomo que emprende, con formación y asesoramiento adecuados, para conseguir el mayor porcentaje de supervivencia en ese emprendimiento”, ha destacado.

Para Cesar García “debe mantenerse la medida de la “tarifa plana” pero modulando sus efectos sobre las arcas de la Seguridad Social, ya que si bien se trata de una medida que beneficia al sector, porque fomenta el inicio de actividad, no puede utilizarse a la desesperada para emprender por obligación y no por vocación por quienes deberían formarse mínimamente para ser competitivos en su sector”.

Por eso el secretario general de UPTA CLM entiende que la “tarifa plana con control de acceso” debe estar acompañada de otras medidas que contribuyan a mejorar las condiciones de trabajo del autónomo, como la cotización por ingresos netos reales, la bonificación del 100 por ciento de la cuota de Seguridad Social en situaciones de Incapacidad Temporal (IT), avanzar en la determinación de la figura del Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente (TRADE) para luchar contra los falsos autónomos, mejorar la formación programada o bonificada para el colectivo de trabajadores por cuenta propia, además de crear “un sistema de incentivos fiscales para aquellos autónomos que quieran elevar su base de cotización a la Seguridad Social por encima del mínimo, como ocurre con los planes de pensiones privadas”.