La formación magenta ha reaccionado de este modo en un comunicado tras la reunión que ha mantenido con el vicepresidente de la Junta, , para conocer “de primera mano las consecuencias que tiene para los castellano-manchegos la no aprobación de las cuentas”.

Tras esta reunión, UPyD cree que “una veintena de enmiendas no son justificación suficiente para la no aprobación de estos presupuestos por parte de Podemos”.

La líder de UPyD en Castilla- La Mancha, , que cuenta con un total de 16 concejales en la región, considera que “no se trata de un acto de deslealtad de Podemos al PSOE, sino de Podemos a los castellano-manchegos”.

“Consideramos que la no aprobación de estos presupuestos va a impedir, entre otras cosas, la eliminación paulatina de la llamada tasa de Cospedal a los funcionarios regionales. Este año 2017 habría disfrutado de un aumento presupuestario en 300 millones de euros para los servicios públicos de Castilla-La Mancha”, han sentenciado desde UPyD.

piensa “que una de las consecuencias más graves de la no aprobación por parte de Podemos de estos presupuestos, es la paralización de las inversiones en servicios sociales, como el plan de garantías ciudadanas”, un plan pactado entre la formación morada y los socialistas.