“Hay universidades del entorno de la de Castilla-La Mancha que se están recuperando más rápidamente y esto dificulta competir en condiciones de igualdad. Por eso necesitamos recursos adecuados”, ha advertido el rector de la universidad, a preguntas de los medios durante la rueda de prensa que ha ofrecido este martes, cuando ha asumido la Presidencia del G-9 —grupo integrado por las universidades de , Castilla-La Mancha, , Islas , , , y Zaragoza—.

En este marco, ha recordado que la institución académica acordó con el Gobierno regional un incremento de la financiación, el abono de la deuda pendiente y la convocatoria de docentes investigadores, compromisos que aún no se han ejecutado.

Luego de asegurar que el Ejecutivo de aún no ha abonado la deuda, ha explicado que éste alega no poder cumplir los compromisos adquiridos por falta de presupuesto.

“Pero la convocatoria de personal docente lleva sus tiempos. Hay que someterla a una evaluación externa que asegure el rigor de los proyectos aprobados. Como no se ha sacado le hemos pedido, para agilizar el proceso, que se ahorren la orden de bases y se publique en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha. El de este martes ha tomado conocimiento de la orden de bases para publicarlo en el DOCM. Esa es la orden de bases pero todavía nos queda mucho recorrido y el tiempo corre en contra”, ha alegado.

Y es que el rector ha insistido en que la UCLM está “claramente infrafinanciada” pues fue una de las universidades que experimentó los mayores recortes, cerca de un 40 por ciento, lo que ha dificultado su situación.

De ahí que haya abundado en la necesidad de suscribir con el Gobierno autónomo un contrato programa “para crecer como universidad en docencia y investigación, que sirva de base a un modelo plurianual de investigación, que se financie por resultados y rendimiento”.

Preguntado sí la situación de la universidad regional ha mejorado con el nuevo Ejecutivo, ha afirmado que está “algo mejor”, pero es “insuficiente”.