La primera decepción para la expedicióno española llegó precisamente en la categoría en la que había más esperanzas, la de mejor película de animación. Tras arrasar en los Annie, los premios más prestigiosos del cine de animación, y llevarse el BAFTA, ‘Klaus’ de partía con muchas opciones de llevarse el Oscar a la mejor película de animación.

Finalmente la Academia eligió a ‘Toy Story 4’ como mejor película de animación premiando a la factoría Pixar con un nuevo galardón en una categoría que domina en los últimos años con títulos como ‘Del revés’, ‘Coco’ o ‘Brave’. Ya son 10 los Oscar a la mejor película de animación que acumula Pixar.

Muchas menos esperanzas de premio albergaba Almodóvar con su ‘Dolor y gloria’. El manchego era plenamente consciente de que en la categoría de mejor película internacional competía con un favorito casi imbatible, ‘Parásitos’ de .

La cinta surcoreana no solo se hizo con este premio, sino que fue la gran vencedora de la noche llevándose también los Oscar a mejor guión original, mejor dirección y mejor película.

Algo parecido se daba en la categoría de mejor actor, en la que Antonio Banderas estaba por primera vez nominado al Oscar. El protagonista de Dolor y gloria competía con por ‘Érase una vez en… Hollywood’, con por ‘Historia de un matrimonio’, con por ‘Los dos papas’ y, sobre todo, con que con su trabajo en ‘Joker’ volvió a llevarse el premio.

Primer Oscar para Phoenix que, tras cuatro nominaciones, lograba el premio y se conviertía así en el segundo actor que logra la estatuilla encarnando al enemigo de Batman, un personaje que ya le valió el Oscar, en aquella ocasión como mejor actor de reparto, a Heath Ledger por su trabajo en ‘El caballero oscuro’ de .