José Talavera, junto al fotógrafo , ha creado esta exposición para poder exportar al mundo la idea de Castilla-La Mancha como una región moderna, viva e imprescindible con una colección compuesta por 25 pares de fotografías comparativas entre la tierra del Quijote y la ciudad de Nueva York, según ha informado el Ayuntamiento de Valdepeñas en una nota de prensa.

Los campos de olivos en Almonacid de y los enjambres de ventanas en Wall Street, el puente de San Pablo en Cuenca y el Puente de Brooklyn, las luces de la Feria de Guadalajara y los neones de Times Square, los reflejos del Paseo de la Libertad en Albacete y los de la Calle 42 o la vista panorámica de en Ciudad Real y la vista de Manhattan desde New Jersey.

Estos son algunos de los ejemplos que la exposición hace comprobar “lo importante que es Castilla-La Mancha y lo necesaria que es de descubrir, recorrer y ayudar a convertirla en un punto de gran importancia en el mundo”.