En lo que concierne al Proyecto de Ley de Tasas del Gobierno regional, Valentín precisó que éste contempla la creación de 320 nuevas tarifas “por el acceso a servicios que, hasta ahora, eran gratuitos, pero por los que a partir de este momento vamos a tener que pagar los castellano-manchegos” y a las que se añade la actualización de otro medio centenar de tasas, que ya estaban en vigor y que se verán notablemente incrementadas.

Matilde Valentín expuso que las previsiones del Gobierno de Cospedal pasan por recaudar, vía tasas, el 14% del Presupuesto de Ingresos de la Junta de Comunidades, cifra que “llama la atención, por su cuantía y porque supondrá un mayor esfuerzo, precisamente, para las personas mayores o con discapacidad, que están en una residencia ingresadas y por la que Cospedal estima que va a recaudar un 49% más de lo que se obtuvo en 2012”.

De ahí que la diputada regional del PSOE valorase que esta “brutal subida de tasas afecta a colectivos muy vulnerables y ni siquiera el Gobierno regional ha sometido a información pública este proyecto de Ley, sustrayendo la posibilidad a los colectivos afectados de realizar las alegaciones que estimasen oportunas”, aseveró Valentín.

Matilde Valentín citó como ejemplo de lo que supondrá para los bolsillos de los castellano-manchegos la creación de estas 320 tasas que por solicitar la revisión del grado de discapacidad, los ciudadanos tendrán que abonar 30 euros, a los que habrá que sumar otros diez más si el facultativo se tiene que desplazar; por solicitar la revisión del grado de dependencia, la tarifa serán 40 euros y si se trata de un plan individualizado de atención, otros 15 euros más; o que por la solicitud de una tarjeta de accesibilidad, se tendrán que pagar 8 euros, y si se trata de un duplicado por pérdida, 16.

Asimismo, Matilde Valentín expuso como especialmente grave, que haya decidido que “ahora, una madre que lleva cuidando años de su hijo o de un familiar, necesite un certificado de idoneidad, para evaluar si sabe cuidar de su hijo o no y, además, por ese certificado de idoneidad le van a cobrar 35 euros”.

A esto, prosiguió, hay que sumar que la , que presta servicio a 34.000 castellano-manchegos, deja de ser gratuita y se introduce el copago, o la creación también de nuevas tasas para padres y madres adoptivos muy gravosas.

Por este motivo, explicó Matilde Valentín, el Grupo Parlamentario Socialista ha presentado una enmienda a la totalidad y más de 90 enmiendas parciales, con objeto de que “no tengan que pagar estas tasas las personas con discapacidad, las personas en situación de dependencia o los parados, a los que también pretenden cobrarles el acceso a cursos de capacitación y formación, lo que carece de toda lógica”, apuntó la diputada regional.

Igualmente, añadió Valentín, el Grupo Parlamentario Socialista no podía aprobar ni admitir a trámite y de ahí que solicitase su devolución al Gobierno, “unos Presupuestos que son absolutamente gravosos para los ciudadanos de Castilla-La Mancha, con los que Cospedal pretende trasladar el déficit a las familias de castellano-manchegas, haciendo recaer todo el peso sobre las familias que peor lo están pasando”, subrayó Valentín, que calificó las cuentas regionales, elaboradas por el Gobierno de Cospedal de “letales para el bienestar social de los castellano-manchegos”.

Matilde Valentín ilustró esta afirmación aludiendo a la reducción, en tan sólo 4 meses desde la entrada en vigor de los Presupuestos de 2012, de un 30% de la cuantía dedicada a Bienestar Social, a la introducción del copago para el , la reducción de un 80% de la partida destinada a transporte adaptado para personas con discapacidad que tengan que desplazarse a centros de día o ocupacionales o la práctica desaparición de la financiación para el Programa Regional de Acción Social.

Por otra parte, Matilde Valentín preguntada por los medios de comunicación sobre la negativa, en la sesión plenaria de las Cortes Regionales celebrada ayer, del Grupo Socialista a aceptar la propuesta de Cospedal de aplazar hasta la próxima Legislatura la supresión de los sueldos a los diputados, que ésta demuestra que para los parlamentarios socialistas “lo importante no son los sueldos, sino poder dedicarnos a tiempo total y no a ratitos a las Cortes Regionales”.

Asimismo, Valentín incidió que no se podía votar a favor de la propuesta de Cospedal, porque “limita los derechos de los diputados regionales a ejercer la labor para la que han sido elegidos, por eso nos oponemos a esta propuesta ahora, dentro de un mes y dentro de 5 años”.

La diputada regional socialista recordó que Cospedal intentó dar marcha atrás en lo que propuso inicialmente en el debate sobre el Estado de la Región y, en su opinión, lo hizo porque ha visto que el asunto tiene la gravedad suficiente, ya que, en primer lugar, “está muy claro que esta medida es anticonstitucional” y, en segundo lugar, porque no es apoyada por una amplia mayoría de sus compañeros en otras comunidades autónomas.

Matilde Valentín concluyó instando a la presidenta regional a reflexionar y a replantearse su propuesta. “Lo hemos dicho muy claro desde el principio. Estamos dispuestos a hablar de cualquier medida de austeridad, de bajarnos los sueldos y que los fije Cospedal, pero siempre que se garantice la dedicación exclusiva y a tiempo completo de los parlamentarios”.