De acuerdo con la singularidad y belleza en las formaciones geológicas y vegetales que alberga la zona, así como su valor faunístico, el valle y sus parameras suponen una combinación de geomorfología, vegetación natural y cultivos que configuran un paisaje típicamente alcarreño que se hace necesario proteger para garantizar su conservación, ha informado la Junta en nota de prensa.

Como ha explicado el director general de Política Forestal y Espacios Naturales, , este proyecto fue iniciado en el año 2009 por parte del Gobierno regional de la mano de las asociaciones y grupos de desarrollo local de la comarca, como es la (ADAC), “con el fin de potenciar por un lado, los valores naturales en la zona de la Alcarria y la Campiña, y por otro, fomentar la actividad económica, asociada a la conservación de la naturaleza en la zona”.

Según las figuras de protección recogidas en la Red de Espacios Naturales de Castilla-La Mancha, el Valle del río Ungría será catalogado como el primer Paisaje Protegido de la provincia de Guadalajara y, el segundo de la región, tras el Paisaje Protegido de la Chorrera de Horcajo, en Ciudad Real.

Para el responsable de los Espacios Naturales, esta nueva catalogación supondrá “una puesta en valor del territorio, ya que la cercanía al Corredor del Henares y la Comunidad de puede atraer a un gran número de turistas y acondicionar nuevas infraestructuras, y en poco tiempo se puede aprovechar para generar empleo y actividades económicas que sean compatibles con la conservación de los recursos naturales”.

Asimismo Rafael Cubero ha explicado que, mientras transcurre el proceso administrativo y sea declarado finalmente, “se prevé la protección preventiva del espacio y no podrán realizarse actos que supongan una transformación del mismo. Y una vez sea declarado como Paisaje Protegido, se establecerán las medidas de gestión”.