Para Fernández Vaquero, cuando se niega o restringe la participación de la mujer en la vida política, social o económica o una de ellas es agredida por el hecho de ser mujer, “se está atacando a la dignidad humana y a los derechos humanos”.

“¿Alguien puede pensar que, si las mujeres no se hubieran incorporado a mercado laboral, a la política o no hubieran tenido acceso a educación o a sanidad, nuestra sociedad tendría un progreso económico y social más pobre que el que hoy tenemos?”, se ha preguntado, añadiendo que las mujeres “representan la fuerza, la inteligencia y el empuje emprendedor que necesita la sociedad en todos los ámbitos”.