El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, , se ha pronunciado sobre su futuro político después de haber dado un paso al lado como ‘número dos’ del PSOE en el último Congreso regional, apuntando que, si bien tendría que hablar primero con su secretario general, , su postura es la de “tomarse un descanso”.

“Si me tuviera que inclinar, creo que ha llegado el momento de tomarme un descanso. Es una opinión personal, pero haré lo que hablemos y lo que me diga el presidente, que a parte es mi amigo desde hace años”, ha dicho a preguntas de los medios durante un desayuno informativo.

Sobre este asunto, ha dicho que García-Page y él llevan “muchos años juntos”. “Nos miramos y sabemos qué pensamos”, ha confesado el presidente de las Cortes regionales.

“VICENTE TIRADO ME DIJO QUE SE IBA”

A preguntas de los medios, también se ha referido al ‘popular’ Vicente Tirado, su antecesor en el cargo institucional y amigo, a pesar de ser adversario político.

Preguntado por si alguna vez pensó que Tirado asumiera el liderazgo del PP a la salida de , ha desvelado que el dirigente ‘popular’ le confesó que quería dejar esa primera línea.

“Me dijo que estaba cansado de estar de pueblo en pueblo y llevando el peso del partido. Era mucha carga”, ha añadido.