Ha sido durante la intervención de la diputada de Podemos , quien ha comenzado la defensa de una de las resoluciones de su grupo criticando los “gritos” de su antecesor en el turno de palabra, el ‘popular’ .

En ese momento, la presidenta del Grupo Popular, , ha protestado reiteradamente, lo que le ha costado hasta dos llamadas al orden, momento en el que Vicente Tirado, desde su posición en la Mesa, también ha protestado.

“Si el vicepresidente está nervioso, habrá que mandarle al rincón de pensar, como a los niños”, ha dicho Fernández Vaquero, lo que ha provocado que Tirado abandonara la Mesa para ocupar su escaño y poder así pedir la palabra.

Una vez finalizada la intervención de María Díaz, Tirado ha invocado desde la bancada del PP el artículo 93 del Reglamento para pedir la palabra, concedida por el presidente de la Cámara.

“Con todo el respeto y cariño que sabe que le tengo. Creo que para dirigir el Parlamento se necesita ecuanimidad y tratar a los grupos por el mismo rasero. La Presidencia no puede hacer comentarios ni manifestaciones como usted ha hecho en alusión a mí”, ha dicho Tirado, añadiendo que “si alguien tiene que estar nervioso, es aquél —en referencia a Fernández Vaquero— que preside una Mesa que ha sido condenada por vulnerar derechos fundamentales”.

Se refería Tirado con estos términos al pronunciamiento del al respecto de la falta de información aportada por la Mesa en el conflicto de la presunta incompatibilidad para ejercer en el cargo del consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, . “Ustedes amparan a los consejeros de las puertas giratorias”.

Toda vez que Tirado ha regresado a su asiento en la Mesa, Fernández Vaquero ha respondido. “No tengo duda de que todo lo bueno y lo malo que he aprendido para dirigir el Parlamento ha sido de usted”, le ha dicho a Tirado, que fue su antecesor en el cargo. “Pero hay ejemplos pasados de comportamientos de otras épocas en esta Cámara que no voy a repetir. Señor Tirado, necesita usted otra legislatura para aprender a dirigir el Parlamento”.