En rueda de prensa, ha asegurado que el “nuevo” discurso propositivo del “no es compatible” con su política de recaudar menos impuestos.

En este punto, ha instado a Núñez a priorizar el debate sobre la reforma estatutaria “a la vuelta del verano”, ya que con una nueva castellano-manchega podrá defenderse, entre otras cosas, una mejor financiación para la Comunidad Autónoma que venga a satisfacer el resto de propuestas que el PP quiera poner encima de la mesa.