· Ha sido necesario acudir a los tribunales para obligar a la consejería de Agricultura a cumplir los requerimientos que la Inspección de Trabajo lleva planteando desde 2013

· CCOO advierte que la sentencia “tiene una lectura política ineludible que exige la dimisión o el cese inmediato del director general de Política Forestal”

, 18 de octubre de 2016. Así lo han anunciado hoy en rueda de prensa la secretaria general de la FSC-CCOO CLM, , y los responsables del Sector Autonómico y de la Coordinadora de Agentes Medioambientales del sindicato, y , que lamentaron que haya sido necesario acudir a los tribunales para obligar a la consejería de Agricultura a cumplir los requerimientos que el Servicio de de la JCCM y la Inspección de Trabajo llevan planteando desde 2013.

El sindicato ha exigido la dimisión, o el cese inmediato, del director general de Política Forestal, Rafael Cubero, al que la propia sentencia responsabiliza de haber emitido un informe que no se ajusta a la realidad en el que se basó el consejero para no atender el requerimiento de la Inspección de Trabajo.

La sentencia advierte que el director general sabía, y así lo dijo Cubero el 26 de octubre de 2015 según consta en acta, que “lo que está claro es que la Inspección de Trabajo requiere que se pongan rotativos”. Pero hizo constar lo contrario en el informe que emitió dos días después.

“El director general miente y su mentira sirve al consejero para incumplir el requerimiento de la Inspección. Es un hecho especialmente grave. Tiene una lectura política ineludible, que exige la dimisión, o el cese inmediato, del director general, por salud democrática de la consejería. Si no, no quedaría en una situación de regularidad y funcionamiento normalizado el cuerpo de Agentes Medioambientales”“, subrayó Ramón González.

Más aún: la consejería ya había adquirido el pasado año 90 vehículos con rotativos V-1 para el cuerpo de Agentes Medioambientales, pero ordenó desinstalarlos dado que, según el informe de Cubero, ningún vehículo del colectivo debía atender ningún servicio urgente.

La instalación en los vehículos de los agentes medioambientales de la JCCM de los dispositivos luminosos V-1, que identifican a los vehículos en tareas de policía, de emergencia, protección civil o salvamento, se acordó en la Mesa General de la Función Pública de Castilla-La Mancha en junio de 2007, explicó por su parte Fernando Navas.

En mayo de 2011 se adquirieron 35 vehículos “dotados de rotativos V-1 de color azul y que contaban con señales acústicas especiales, a los efectos de que el Cuerpo de Agentes Medioambientales desarrollase su labores policiales y acudiese a los incendios como director técnico de extinción”, tal y como relata la sentencia del juzgado de lo Social de Guadalajara.

Sin embargo, la consejera de Agricultura del , , “ordenó desinstalarlos nada más llegar”, decisión que fue denunciada por CCOO.

En abril de 2013, el sindicato obtuvo una Resolución de la Inspección de Trabajo que obligaba a la JCCM a reimplantarlos, atendiendo a la normativa que exige la identificación de los vehículos que utilizan los agentes medioambientales para acudir a emergencias, en tanto directores de extinción de incendios; o a otros servicios en tanto policía judicial genérica.

“El actual Gobierno podía haber resuelto esto de inmediato, pero muestra poco interés en resolver en las mesas de negociación los graves problemas que desde la legislatura pasada arrastra el colectivo de Agentes Medioambientales”, lamentó Carmen López.

“Hay cuestiones, como esta de los rotativos azules, de fácil solución, problemas cuya solución no requiere ni mucho dinero ni mucho tiempo, sólo voluntad, pero que tenemos que llevar a los tribunales para que se solucionen porque ese es el único camino que nos dejan”

“Este es el ejemplo de hoy”, dijo López, que subrayó sin embargo que “no es ganando sentencias a la consejería de Agricultura donde queremos estar, sino en la negociación y en el acuerdo”

En cualquier caso, el juzgado de lo Social de Guadalajara declara en su sentencia “la obligación de la JCCM de dar cumplimiento” a los requerimientos de la Inspección de Trabajo, “condenándola a adoptar con carácter inmediato cuantas medidas resulten precisas para ajustar su actuación a dichas prescripciones referidas a la señalización e identificación con rotativos V-1 de los vehículos prioritarios adscritos al cuerpo de Agentes Medioambientales de la consejería de Agricultura”