Hernández ha asegurado que cada vez se hace más difícil encontrar entidades bancarias en algunas localidades de Castilla-La Mancha, una autonomía “mal comunicada y con lejanía entre núcleos urbanos importantes”. Por esa razón, ha explicado que Eurocaja Rural es, en muchos casos, la única opción para que los vendedores de la ONCE puedan ingresar lo recaudado por la venta de productos de juego.

Tal es así que, según ha precisado Javier López Martín, la cooperativa de crédito es la única entidad en 45 municipios de la comunidad autónoma, aunque cuenta con una red de más de 400 oficinas.

“Queremos llegar donde otros no llegan. Este convenio muestra la parte social de la entidad. Espero que tenga una larga vida”, ha comentado el presidente de Eurocaja Rural.

Precisamente, Carlos Javier Hernández ha avanzado que tanto la ONCE como Eurocaja Rural están trabajando en la ampliación de este convenio a fin de posibilitar el cobro de los premios en las sucursales. No obstante, “hay que hacerlo de manera garantista” a través de un software que garantice la autenticidad del boleto y conecte ambas entidades.

Aunque a corto plazo no parece posible, a tenor de las palabras del delegado territorial de la ONCE, no se descarta que en un futuro pueda ponerse en marcha.