Y es que, a nivel nacional, la cifra de negocios de la industria creció un 0,2% el pasado mes de enero respecto al mismo mes de 2018, mientras que las entradas de pedidos del sector retrocedieron un 1,9%.

Con el dato de enero, la facturación de la industria regresa a tasas positivas, mientras que los pedidos encadenan dos meses consecutivos de descensos interanuales.

En el caso de la cifra de negocios, la tasa de enero ha sido 2,6 puntos superior a la de diciembre de 2018, mientras que en los pedidos la tasa interanual ha sido 1,8 puntos inferior. Este retroceso de los pedidos se debe especialmente a los bienes de equipo, que registraron una caída interanual del 9,5%, y a la energía, donde los pedidos bajaron un 5,3%.

Corregido el efecto calendario y la estacionalidad, la cifra de negocios de la industria creció un 1,6% en enero, tasa 6,5 puntos superior a la de diciembre. Los pedidos, por su parte, disminuyeron un 0,7% interanual, frente al retroceso del 2,6% del mes anterior.

En términos mensuales (enero de 2019 sobre diciembre de 2018) y corrigiendo la estacionalidad y el efecto calendario, la facturación de la industria se disparó un 3,1%, su mayor alza mensual desde diciembre de 2017. Por su parte, las entradas de pedidos avanzaron un 0,9% en enero, en contraste con el desplome mensual del 21,6% que experimentaron en diciembre.

LA ENERGÍA Y LOS BIENES DE EQUIPO RECORTAN VENTAS Y PEDIDOS

Por sectores industriales, la energía fue la que más recortó sus ventas en el primer mes del año, con un retroceso interanual del 6,2%, seguido de los bienes de equipo (-2,9%). Por contra, los bienes intermedios y los bienes de consumo elevaron su facturación un 2,5% y un 1,8%, respectivamente.

Por comunidades autónomas, la cifra de negocios de la industria disminuyó en seis regiones, especialmente en Castilla y (-6,9%) y Comunidad Valenciana (-6,6%), y aumentó en once comunidades, fundamentalmente en (+11,3%) y Castilla-La Mancha (+5%).

En cuanto a los pedidos, los bienes de equipo fueron los que registraron el mayor retroceso, con un descenso del 9,5%, seguido de la energía (-5,3%). Por el contrario, subieron los pedidos en los bienes de consumo (+3,2%) y en los bienes intermedios (+0,7%).

El pasado mes de enero, las entradas de pedidos aumentaron en nueve comunidades autónomas, especialmente en (+14%) y Navarra (+12,4%), y bajaron en ocho, encabezadas por (-46,3%), Extremadura (-7,6%) y Castilla y León (-5,5%).