Por Comunidades Autónomas, durante 2019 casi todas han visto caer sus ventas de usados con a la cabeza (8,7%), seguida de Aragón (4,3%), (3,9%) y (3,5%). Por su parte, las ventas de usados han aumentado únicamente en Castilla-La Mancha (9,4%), Cataluña (3%), y País Vasco ambas con un 2%.

A nivel nacional, las transferencias de turismos y todoterrenos usados cayeron en un 0,5% en 2019 respecto a las cifras obtenidas en 2018, hasta situarse en 2.094.725 unidades.

El protagonismo del mercado nacional de coches usados ha recaído especialmente en los modelos de 3 a 5 años, que han sido los únicos que han visto aumentar sus transferencias en el pasado ejercicio. Han aumentado un 14,6%, hasta alcanzar las 182.533 unidades.

En paralelo, en 2019 ha seguido aumentado la edad media de los coches transferidos debido sobre todo a que los modelos con más de diez años han acaparado, un año más, casi el 59% de todas las ventas de usados, hasta alcanzar 1.227.523 unidades, aunque han descendido las transferencias en este segmento en un 1,5%.

Otro de los datos destacados del ejercicio que acabamos de cerrar es que los concesionarios han mantenido su participación en el mercado. Las ventas de usados procedentes de los concesionarios suponen ya casi el 20% del total.

Los canales ‘rent a car’ con un 5,4%, importación con el mismo porcentaje, y empresas con un 2,7%, también han visto aumentadas sus transferencias. Por su parte, el renting, con un 13% y el canal de particulares en un 1,1%, han visto disminuir sus ventas respecto al ejercicio anterior.

En cuanto a carburantes, Faconauto destaca la caída del diésel en un 3,7%, respecto a 2018 y el aumento de las transferencias de vehículos de gasolina en un 3,8%. Las ventas de coches eléctricos en el mercado de ocasión también han subido en un 85,9%.

De cara a este año, Faconauto espera que el mercado de ocasión continúe decreciendo ligeramente. En concreto, prevé una caída de las transferencias del 0,7%, lo que supondría llegar a algo más de 2 millones de unidades.