Lo ha dado a conocer el a través del Boletín Oficial del Congreso, tras una pregunta con respuesta escrita presentada por los exdiputados conquenses y , que habían pedido datos sobre número de denuncias por violencia contra personas mayores de 65 años en Castilla-La Mancha desde el año 2011 a 2018.

Así, en el conjunto de la región, en 2011 se registraron un total de 941 denuncias por violencia contra personas mayores, cifra que se incrementó un año más tarde hasta las 1.068. Esa fecha es en la que mayor número de victimizaciones se registraron en Castilla-La Mancha, siendo los años posteriores hasta 2018 por debajo de los cuatro dígitos.

Por tanto, en 2013 el Gobierno tiene contabilizadas un total de 969 victimizaciones, subiendo ligeramente hasta las 998 un año más tarde. En 2015, el dato consigue bajar por primera vez de las 900, contabilizándose en Castilla-la Mancha un total de 989.

El descenso continuo en 2016, con 825 denuncias por violencia contra mayores de 65 años, sufriendo un ligero aumento al término de 2017, cuando se situaron en 915. El último año de la serie dada a conocer, el 2018, indica que las victimizaciones sufrieron una merma respecto al año anterior de un 13,6 por cierto, hasta las 790.