El Gobierno regional fomenta el consumo de fruta y verduras como hábito de vida saludable entre cerca de 100.000 alumnos de Infantil y Primaria de 541 colegios de Castilla-La Mancha, a través del programa de suministro y distribución de estos alimentos en los centros escolares de Castilla-La Mancha durante el curso escolar 2017-2018. Se trata de una iniciativa que se desarrolla entre las consejerías de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural y Educación, Cultura y Deporte.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural así lo ha manifestado durante la visita al CEIP ‘Azorín’ De Albacete, uno de los colegios en los cuales se desarrolla el programa de reparto de frutas y hortalizas y en el que participan un total de 148 alumnos de Educación Primaria, que hoy han podido disfrutar del melón de temporada.

Según Martínez Arroyo, se trata de una “experiencia” que sirve para poner “en conocimiento de los niños y niñas lo importante que es comer sano” y gracias a esta iniciativa se aúnan educación, alimentación y salud.

Y es que, ha dicho, “la buena educación hace que seamos mejores cuando somos adultos y gestionemos mejor las cosas y en ella hay que trabajar también con la alimentación”, resaltando que “la educación en alimentación nos lleva a mejorar en la salud”.

Además de dar traslado a los alumnos de la importancia de comer frutas y verduras, se les transfieren las pautas de la Dieta Mediterránea, que según ha recordado Martínez Arroyo, “tiene entre sus productos más importantes, los frutos secos y la fruta y verdura”.

“Estamos muy orgullosos de este programa de consumo de fruta y verdura que cuenta con una inversión de un millón de euros en Castilla-La Mancha” a través del cual “se consigue el objetivo de generar entre los niños y niñas un hábito que les será muy útil cuando sean mayores”. Ha añadido que, además del reparto, este hábito viene unido a medidas de acompañamiento, a través de las cuales se explica a los menores qué frutas hay de temporadas, sus vitaminas y de dónde proceden, generando los “canales cortos” para que, ha explicado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, “el agricultor llegue a los alumnos y sus familias”, una manera más de apostar por un modelo de “vida sostenible”.

A través de este programa, todos los centros participantes habrán tenido durante el curso escolar seis entregas con 11 productos diferentes, desde fresas, melón, manzana o naranja, además de verduras.

Además de participar en el reparto semanal de fruta de hoy, Martínez Arroyo, junto al director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y , , y los responsables del colegio, ha visitado en la azotea la iniciativa del huerto ecológico del cual son partícipes los alumnos del centro.