El VIII Convenio Colectivo para el personal laboral de la fue aprobado el pasado 6 de octubre con la firma del Gobierno regional y los sindicatos CCOO y UGT, que cuentan con mayoría de la parte social en la Comisión Negociadora.

La total integración de la parte sindical al VIII Convenio Colectivo se ha producido esta semana, con la celebración de una reunión extraordinaria de la Comisión Negociadora en la que los sindicatos CSIF y STAS han firmado el convenio, ha informado la Junta en nota de prensa.

De este acuerdo se beneficiarán unos 7.500 laborales de la Administración regional, personal que trabaja en áreas tan diversas como mantenimiento de carreteras o residencias de mayores, centros educativos y administrativos, con una incidencia directa en la atención a los servicios públicos.

La negociación del nuevo convenio colectivo para el personal laboral se inició en septiembre de 2015, alcanzándose “un acuerdo tras 24 reuniones con los sindicatos, lo que refleja la apuesta del Gobierno castellano-manchego por el diálogo social”.

El VIII Convenio Colectivo para los laborales incorpora mejoras en los planes de recursos humanos, en el concurso permanente de traslados, en las bolsas de trabajo y garantías en la movilidad funcional y geográfica.

Igualmente, con este nuevo Convenio se avanza en aspectos como la cobertura de vacantes y bajas en servicios de atención directa a los usuarios, se recupera la indemnización por incapacidad permanente total y los complementos personales transitorios y se incorpora un protocolo de prevención de riesgos laborales.

Fruto del diálogo social el Mancha también alcanzó en febrero del año pasado “un acuerdo con los sindicatos para la recuperación de las condiciones retributivas y laborales de los empleados públicos”.