El director general de la Radio Televisión de Castilla-La Mancha (RTVCM), Nacho Villa, aboga por rediseñar las televisiones autonómicas públicas con una programación muy cercana a la información de la región y sin gastarse el dinero público en competir con las televisiones privadas.

“Las televisiones autonómicas tenemos que saber que, por supuesto, estamos jugando en primera división, pero que tenemos que ser alternativa a unas cadenas nacionales que tienen unos presupuestos astronómicos”, ha señalado en una entrevista concedida a Europa Press.

Así, ha indicado que las televisiones autonómicas deben contener el gasto y centrarse en “buscar alternativas con imaginación a esas programaciones” de las televisiones privadas sin gastar el dinero público en competir con ellas, porque hacerlo “es, de alguna forma, faltar el respeto a los contribuyentes”.

De este modo, defiende que una televisión autonómica “no tiene la necesidad de dar la Champions League y de convertirse en una televisión que ofrezca permanentemente estrenos de películas americanas”.

A su juicio, las televisiones autonómicas tienen la misión de ofrecer información cercana al ciudadano de la región, fomentar las señas de identidad y vertebrar la Comunidad Autónoma.

REDUCCIÓN DEL PRESUPUESTO

Villa —que contará para el 2012 con un 20 por ciento menos de presupuesto, que este año es de 64 millones—, ha señalado que ya se han reducido de 48 a ocho el número de directivos en el ente, lo que implica “una reducción de sueldos importante”.

Asimismo, ha explicado que se han reducido los sueldos de lo que se denominan “‘estrellas’ o grandes comunicadores”, que se trabaja en disminuir el gasto corriente y que se está “fomentando mucho la producción propia” al contar con menor presupuesto.

Preguntado por el dinero que cobraban los directivos anteriormente, ha señalado que “no quiere hacer sangre y podría hacerlo” pero tiene la voluntad clara de “mirar al futuro”.

No obstante, señala que con el nuevo presupuesto no se podría pagar los sueldos que antes se pagaban a los directivos y a las ‘estrellas’ y que si ofreciera datos “pondría en evidencia a comunicadores de la anterior etapa a los que se les pagaba sueldos astronómicos a cambio de trabajos a veces inexistentes”.

SUELDO UN 28% INFERIOR

El director ha señalado que su sueldo, que hizo público en el primer , es de 120.000 euros anuales, lo que, según sus cálculos, supone un 28 por ciento menos que su predecesor en el cargo, .

Pese a esta reducción en los presupuestos, la televisión pública deberá seguir pagando por los derechos de emisión de la Champions League al menos hasta esta temporada, al haber sido adjudicados a la FORTA. Del mismo modo, se deberán seguir pagando las películas americanas o ‘majors’ hasta 2014.

Villa ha señalado que estos son obligaciones contraídas antes de su llegada, que lógicamente se deben “asumir”, pero no cree que las televisiones autonómicas deban gastar el dinero público en formatos como la Champions o los estrenos de películas americanas.

En cualquier caso, ha querido dejar claro que este recorte presupuestario no va a afectar a los trabajadores, unos 400, pues el ente está “bien dimensionado”.

Villa ha señalado que las audiencias “han respondido francamente bien” a la nueva programación y ha destacado que desde su llegada se ha cambiado el modelo de televisión al ofrecer “información, opinión, deporte y entretenimiento para todos los castellano-manchegos”.

PRIVATIZACIÓN

En cuanto al proceso de privatización de RTVCM —una de las promesas electorales de María Dolores de Cospedal—, subraya que se le ha pedido que el ente “sea rentable y que en la medida de lo posible dependa lo mínimo del dinero público”.

Por eso, indica, se están reduciendo gastos y se está buscando publicidad. Villa, que recalca que no ha venido “a cerrar nada”, apunta que la privatización tiene muchos formatos, “desde la externalización de determinados servicios a la externalización de programas concretos”, pero señala que hay que esperar a la Ley Audiovisual del nuevo Gobierno para ver cómo se aplica esa privatización.