El pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha ha designado este jueves a la villacañera Virginia Felipe senadora en representación de Castilla-La Mancha por Podemos.

En la votación que fue secreta y única y se efectúo por papeletas en las que se consignó únicamente el nombre de un candidato, el candidato del PP Miguel Ángel Rodríguez recibió 16 votos, todos ellos del Grupo Popular, y Virgina Felipe obtuvo 17 votos: 15 del Grupo Socialista y dos del Grupo Podemos.

Con esta designación, Castilla-La Mancha completa la terna de senadores autonómicos que le corresponden. Ya el pasado mes de julio, el Parlamento autonómico llevó a cabo la designación de los otros dos senadores: Antonio Serrano por el Partido Popular y Nemesio de Lara por el PSOE.

La nueva senadora, tras ser proclamada por parte del presidente de las Cortes, Jesús Fernández Vaquero, ha ocupado un escaño del salón de plenos y aceptado su nuevo cargo.

En declaraciones a los medios, Virgina Felipe ha recordado que “tiene una enfermedad rara, poco frecuente, genética, neuromuscular y degenerativa”, y aunque físicamente “está muy limitada” sus “ganas de vivir y de luchar por un mundo mucho más justo para todos no tiene límites”.

A lo largo de su vida, ha señalado, ha tenido que superar muchísimos obstáculos, al tiempo que ha recalcado que “no es una profesional de la política” puesto que nunca ha militado en partidos políticos. No obstante, ha dicho que ha estado “muy comprometida” con causas sociales, y su designación como senadora “es un paso más dentro de ese compromiso”.

Felipe ha manifestado que “tiene mucha sensibilidad y empatía” y puede ponerse en lugar de la persona que lo está pasando mal, y ha recordado que son muchos los castellano-manchegos que hoy están pasando una situación “muy complicada”.

“Estamos viviendo en un tiempo de cambio y yo me quiero sumar a este cambio. Quiero dejarme la piel y hacer lo que pueda para ayudar a mejorar la situación de todos”, ha subrayado la nueva senadora, quien ha confesado que le hubiera gustado que su designación hubiera sido por consenso.