En lo que llevamos de año más de 420.000 personas han visitado los ocho espacios naturales que hay Castilla-La Mancha. Así lo ha indicado esta mañana la consejera de Economía, Empresas y Empleo, , en el marco de las priemras jornadas de ‘Meteorología y Promoción Turística del Medio Natural’ que se han celebrado en Las Tablas de Daimiel, en las que ha asegurado que el número de vistas a los parques naturales de la región ha superado en octubre los datos de todo 2017, con un crecimiento del 7,5 por ciento. Concretamente, en el caso del Parque de Las Tablas de Daimiel, se han registrado cerca de 170.000 visitas, el 40 por ciento del total.

El promociona el turismo de naturaleza reuniendo a más de 20 meteorólogos de los principales medios de comunicación de toda España y precisamente las Tablas de Daimiel son el escenario desde donde retransmitirán el tiempo en sus respectivas cadenas de televisión este miércoles.

En este contexto, Patricia Franco, ha explicado que el turismo de Naturaleza es sin duda uno de los pilares de la oferta turística de Castilla-La Mancha que cuenta con dos parques nacionales y siete parques naturales que “son el destino perfecto para quienes quieren disfrutar de la naturaleza y también para los que buscan realizar todo tipo de actividades en el medio natural, como la observación de aves, practicar senderismo o actividades de aventura”.

El patrimonio natural, entre otros, ha hecho que en el mes de septiembre Castilla-La Mancha haya sido el destino con mejor evolución en turismo rural, tanto en viajeros como en pernoctaciones, registrando un crecimiento del 23 por ciento en ambos indicadores.

Este evento toma el testigo del encuentro entre meteorólogos que anualmente se celebra en Formigal y tiene como objetivo evidenciar la riqueza medioambiental de Castilla-La Mancha haciendo un llamamiento entre la para visibilizar la región como un destino imprescindible para el turismo de maturaleza.

Asimismo, celebrar parte de las jornadas en la ciudad conjunto histórico-artístico de Almagro es una oportunidad añadida para evidenciar el atractivo de Castilla-La Mancha como destino de ocio, cultural y gastronómico.