Ante las iniciales sospechas, el pasado 15 de enero se pidió al Ayuntamiento de la localidad el acceso a los expedientes de licencias de obras de las tres empresas que han realizado proyectos de investigación relacionados con este mineral en su término municipal. También solicitó que en caso de no existir las licencias, se procediese a la apertura del correspondiente expediente de infracción urbanística, ha informado en nota de prensa.

En su contestación del día 21 de enero, según añade, el Ayuntamiento certifica que las empresas, entre las que se encuentra Minería, la promotora del actual proyecto de explotación, “no han solicitado permiso de obras para la realización de pocillos, pozos de demuestre, así como calicatas, referentes a los proyectos de investigación ‘Rematamulas’, ‘Mulas’ y ‘Cabeza del Buey’”.

Asimismo, apunta que en las resoluciones de los Servicio de Agricultura de Ciudad Real de los años 2013 y 2014 por las que se eximía a las empresas del procedimiento reglado de Evaluación de Impacto Ambiental, se determinaba no obstante que “era necesario pedir de los Ayuntamientos las licencias administrativas en aplicación de las ordenanzas municipales”, así como comunicar con una antelación mínima de 10 días el inicio de los trabajos de campo a los Servicios Periféricos de Agricultura.

La Plataforma ha solicitado la apertura de un expediente de infracción urbanística calificado de grave, que puede llevar aparejado una sanción de 6.000 a 150.000 euros, así como la inhabilitación de la empresa para desarrollar actividades urbanísticas.

Asimismo, dice que se está tramitando una denuncia ante el (Seprona) de la Guardia Civil por si pudiera afectar a terrenos protegidos, incluidos en zona ZEPA y área de importancia para especies prioritarias, ambas figuras protegidas por Red Natura 2000 y por la directiva de aves y la directiva de hábitat de las comunidades europeas.

Finalmente, apunta que directivos de la empresa Quantum, en la asamblea celebrada ante más de 300 vecinos de Torre de Juan Abad el pasado jueves, “reconocieron haber realizado los pocillos si licencia de obras, por desconocer las ordenanzas municipales”.

En la misma asamblea, según señala, el director general de Castilla-La Mancha, , “reiteró la voluntad del Gobierno regional de oponerse a este proyecto minero si, como está sucediendo en las asambleas realizadas hasta el momento en Castellar de , Torrenueva, Torre de Juan Abad y Cózar, la población de la comarca se muestra en contra de la explotación del yacimiento de tierras raras”.