En un comunicado, Vox ha explicado que en su texto “se condena la banalización del holocausto en cualquier lugar, se asume la responsabilidad en la organización del desfile por parte del Ayuntamiento” y se piden disculpas por la “incapacidad del Ayuntamiento a la hora de impedir que se manche el noble nombre de nuestro pueblo con grave perjuicio para la percepción internacional del buen carácter, tolerancia, compromiso, generosidad y honradez de nuestras gentes”.

El Grupo Municipal de Vox ha animado al resto de grupos políticos de Campo de Criptana a sumarse a esta declaración institucional con la que se pretende proteger la imagen internacional de la localidad “y pedir disculpas por el espectáculo zafio, grosero y vulgar que se desarrolló durante el desfile y que llegó a herir la sensibilidad de muchísimas personas a lo largo y ancho del mundo”.

A juicio del concejal de Vox, José Vicente Parreño, “las justificadas quejas que se emitieron desde, entre otras, las cuentas en esta red social de la en España y el Museo Estatal Auschitz-Birkenau llevaron a que el alcance mediático fuera tremendo, con el grave perjuicio que ello supone para el noble nombre de Campo de Criptana y para los cientos de criptanenses que, tanto en el resto de España como en el resto del mundo, tratan cada día de defender la nobleza, la belleza y la excepcionalidad de nuestros paisajes, de nuestra cultura, de nuestras gentes y de nuestro patrimonio”.

Por otra parte, desde Vox han observado “con perplejidad y tristeza” que en redes sociales se culpara a su partido o se le relacionara con el espectáculo “dantesco” vivido en Campo de Criptana en relación a la comparsa con la temática del holocausto.