Si bien ha admitido que las cifras concretas se darán más adelante y, según ha avanzado Clavero, la intención del equipo de Gobierno es cerrar el proyecto de presupuesto a lo largo del mes de octubre para su tramitación y aprobación. Además este proyecto tendrá una novedad, contará con una cuantía de unos 150.000 euros para las enmiendas de los distintos grupos políticos. Y es que la alcaldesa quiere que estos presupuestos sean “los de la Corporación” por lo que buscarán el “máximo consenso”.

Así, Zamora ha anunciado la congelación de tasas y bajadas en el tipo del IBI “para compensar las subidas del valor catastral”, además de un incremento en el gasto en partidas sociales como personal, 600.000 euros; en accesibilidad, aumentando la partida para el Patronato de Discapacidad en 11.500 euros; en Tradiciones Populares, 25.000 euros, en el que se dará preferencia a la promoción de la Pandorga para su declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional y 30.000 euros para el mantenimiento de la torre del emisario.

A estas cantidades se unen los 30.000 euros con los que se incrementará la partida de subvenciones y ayudas a clubes y asociaciones deportivas y los 40.000 euros más que se destinarán al IMPEFE para fomentar la formación y el empleo de los vecinos de Ciudad Real.

Zamora ha hecho especial hincapié en las novedades para el área de Acción Social, donde las ayudas individualizadas pasarán de una partida de 55.000 euros cuando llegaron al Ayuntamiento, a los más de 200.000 euros que pretenden para el presupuesto de 2019. Así se plantean nuevas partidas en este sentido destinadas a cubrir gastos sanitarios y a vestuario y calzado. A lo que se une un aumento de las ayudas escolares a las familias en un 25% llegando a los 75 euros. Finalmente en cooperación internacional se multiplicará por cuatro lo destinado en 2015 llegando a los 160.000 euros.

Por otro lado, está previsto invertir más de 3,5 millones de euros en diferentes proyectos, entre los que destacan la reposición del pavimento y acerados en las calles , Calatrava, Altagracia y Cardenal Monescillo, reposición de pavimento en calle Montesa, en el barrio del Nuevo Parque, en los Rosales y en Pío XII y la mejora en los pasos del AVE en la zona de la Universidad, el acceso al campus por la calle Calatrava, y la adecuación del edificio y el entorno de los Silos. “Trabajamos en la mejora de los barrios, pero sin olvidarnos del centro”, ha añadido la alcaldesa.

Por su parte, Clavero ha explicado que los proyectos de finalización de la remodelación de la Plaza de Toros y el arreglo de la calle Olivo se financiarán con el superávit del 2017 y ha valorado que el Ayuntamiento está en una mejor situación económica que cuando llegaron en 2015.