Alcázar de celebró este domingo, 19 de noviembre, la primera carrera nacional 0,0% de la ( y Riñón) para concienciar sobre los efectos perjudiciales que provoca el consumo de alcohol, especialmente en los jóvenes. Un evento deportivo que fue todo un éxito, superando todas las expectativas de participación con más de 1.000 corredores, y que ha llegado a Alcázar para quedarse.

La iniciativa de la AEHR que, por primera vez, ha salido de hospitales y congresos para celebrar un evento popular con la carrera del 0,0% en Alcázar de San Juan, fue todo un éxito, superando todas las expectativas de participación con las que contaba la organización. “Barajábamos la participación entre 300 y 500 personas y han venido más de 1.000 de Alcázar y la comarca. Nos hemos quedado sin dorsales”, comentó el representante de la AEHR, que puso especial énfasis en el objetivo de este evento deportivo, “concienciar de los daños que produce el consumo de alcohol, especialmente entre los jóvenes. Lo importante es que este mensaje llegue y que circulen las camisetas del 0,0%”.

La carrera, organizada en torno al Día Mundial Sin Alcohol, que se celebra anualmente el 15 de noviembre, “ha llegado a Alcázar para quedarse”, como así subrayó la alcaldesa de la ciudad, ; destacando el “éxito asegurado” que siempre tienen en Alcázar los eventos que aúnan deporte y solidaridad. Igualmente, consideró que las numerosas alternativas de ocio que, desde el Ayuntamiento, clubes y asociaciones alcazareñas se ofertan durante todo el año “contribuyen a promocionar una vida saludable entre nuestros jóvenes, ese es el camino”.

Los ganadores de esta primera carrera fueron Juan de y que -junto a otros participantes que realizaron el recorrido andando o acompañados de sus mascotas- pusieron en valor que en la ciudad se celebren este tipo de pruebas que contribuyen tanto a concienciar a la sociedad como a dar conocer a los deportistas que se dedican profesionalmente al atletismo.

Además de la prueba , se realizaron también carreras infantiles en las que participaron más de 100 niños y niñas en diferentes categorías. Finalizadas las carreras, ofreció una clase de zumba para público y participantes. La deportista alcazareña consideró importante la implicación de quiénes se dedican al mundo del deporte con este tipo de eventos, “porque somos ejemplo de un estilo de vida sano y podemos trasladar el mensaje que recurrir al alcohol no nos hace más fuertes, ni más felices. Que es una escapatoria que nos depara un peor futuro”.