Las inscripciones estarán disponibles en www.vinostierradelquijote.com desde las 9.00 horas del próximo 2 de marzo y hasta las 0.00 horas del 15 de marzo. Más información en la oficina de Turismo.

Se trata, como ha recordado Redondo, de “una fecha marcada a fuego por cientos de alcazareños, ya que son muchas las personas que la esperan y preguntan cuándo va a ser este año la cata”. Es algo que pone en valor “un concurso que está gratamente consolidado, ya que es una fecha clave dentro del calendario de los alcazareños presentes y ausentes”, ha reiterado. Se celebrará en el Pabellón Díaz-Miguel desde las 12.00 horas.

El objetivo “sigue siendo el mismo que hace once años, cuando surgió la idea de promocionar nuestro producto estrella para atraer a cientos y miles de jóvenes a la cultura del vino”.

CON PROFESIONALES Y AFICIONADOS

El jurado será mixto, formado por profesionales del sector del vino y por amantes del vino o personas que nunca se han acercado a éste. “Una de las características especiales que hace atractivo a este producto es que, al fin y al cabo, el vino que gana es el vino más valorado por el consumidor final independientemente de la etiqueta, de la marca o del nombre que lleve adherido”, ha puesto en valor el concejal. “Al final, cuando entregan los Quijotes de premio, es un premio al vino que gusta”, ha añadido.

Los 1.000 seleccionados no serán por orden de inscripción, sino que se hará un sorteo público ante los medios de comunicación. Además, las bodegas tienen de plazo para inscribirse hasta el próximo 13 de marzo, y ya son más de cincuenta bodegas con más de 80 referencias de vino, por lo que el 40% de las inscripciones de etiquetas de vino ya están realizadas.

De este modo, “es algo que viene a decirnos que el concurso está consolidado y más vivo que nunca, porque sigue siendo atractivo tanto para participantes como para bodegas”, ha comentado Redondo.

DOS PRINCIPALES NOVEDADES

En cuanto a las novedades, “son dos fundamentalmente”. La primera de ellas es que se incorpora una nueva categoría de cata que se suma a las cinco que han venido marcando las bases del concurso: a la categoría de blanco, rosado, tinto joven sin barrica, tinto con barrica y tinto envejecido en barrica, se añade la categoría de Espumoso, “ya que tenemos que poner en valor esta nueva categoría y los trabajos de las bodegas regionales”, ha explicado Redondo.

La segunda de las novedades es que se seguirá trabajando por realizar unos eventos más sostenibles: “Queremos dar un paso más por el en esta edición, por lo que intentaremos llegar a la cero utilización de recursos plásticos. Eso incrementará la inversión del Ayuntamiento, pero no supone un coste, porque el coste medioambiental es una inversión”, ha señalado.

El cartel que se ha preparado para esta edición está diseñado por los técnicos del Ayuntamiento. Es un cartel “desenfadado, centrado en una botella de vino, pero a su vez está rodeado de hojas de pámpana para hacer un guiño a nuestros productores, porque el vino no nace de la botella, sino de la vid”, ha dicho Redondo.