El alcalde de la ciudad, , acompañado de la delegada de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, , han asistido al inicio de esta carrera cuyo pistoletazo de salida ha dado el viudo de Josefa Madrid Castellanos, la que fuera presidenta de ROSAE desde su fundación y que falleció el pasado mes de mayo, ha informado el Ayuntamiento de Valdepeñas en nota de prensa.

En este sentido, el regidor municipal ha reconocido que “aunque yo sé que de convocatoria en convocatoria faltan algunas este año a mí me faltan dos”. “Yo lo que quisiera, y sé que es un capricho, pero lo que quisiera, es que el año que viene en esta misma no nos faltara ninguna por este motivo porque la medicina hubiese encontrado una cura, y mientras que no sea así vamos a seguir como el Quijote, luchando y buscándola y vamos a tener presente a todas las que ya no están”.

Igualmente, la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, ha tenido palabras de recuerdo para las mujeres que no han superado esta enfermedad y ha destacado que desde el Gobierno regional se está trabajando especialmente en la “prevención de esta enfermedad, en su detección precoz e intentando desde nuestros hospitales que las mujeres estén bien atendidas, que tengan los menores efectos secundarios posibles y sobre todo que se sientan queridas”.

Por ello ha enfatizado que se está consolidando el programa de detección precoz dirigido a mujeres de entre 45 y 70 años y se están incorporando nueva metodología e equipamientos como test genómicos y la incorporación de ocho nuevos mamógrafos digitales, de los cuales dos se instalarán en la provincia.

Por último, Olmedo también ha puesto en valor asociaciones como ROSAE que “lo que hacen es visibilizar el problema y dignificar a las mujeres, que durante una época escondían esta enfermedad”.

La presidenta de ROSAE, , ha indicado que esta carrera, que como cada año parte de la rotonda de El Quijote, pone punto y final a la Semana Internacional Contra el Cáncer de Mama que se ha celebrado con diferentes actos en Valdepeñas, e incidía en que el dinero recaudado con la venta de dorsales irá destinado a descubrir más sobre la enfermedad porque “es posible un futuro sin cáncer, que viene de la mano de la investigación”.