La , vinculada al servicio de Pediatría del , atiende todos los años una media de 170 niños prematuros, lo que supone entre un 8 y un 10 por ciento aproximadamente del total de nacidos que está en unos 2.000 bebés al año.

Así lo ha explicado el jefe de servicio de Pediatría y Neonatología, , durante el encuentro en el que ha recordado que la Unidad de Neonatos del es referencia para toda la provincia, ha informado la Junta en nota de prensa.

Se considera bebé prematuro al nacido antes de cumplir las 37 semanas de gestación (en total son 40 semanas), aunque existe una diferenciación en base al peso que presenta y a la edad gestacional que determina si el bebé es un gran prematuro, cuyo peso estaría por debajo de los 1.500 gramos, o si se trata de un prematuro tardío que ha nacido entre las 34 y 37 semanas de gestación.

Los cuidados deben extremarse en estos bebés, sobre todo en los grandes prematuros que suelen presentar dificultades relacionadas con el sistema nervioso central y el aparato respiratorio, ya que sus pulmones no han alcanzado aún la madurez necesaria.

Para ello el Hospital de Ciudad Real cuenta con los profesionales de Atención Temprana, cuya labor sirve de “enlace directo para el desarrollo integral del bebé desde los primeros momentos, así como para la detección precoz cuando se requiere intervención especializada”, ha subrayado Prado Zúñiga, directora provincial de Bienestar Social en la inauguración de la actividad.

En nuevo enfoque de cuidados en el ámbito sanitario abarca también el plano social, situando al paciente en el centro del sistema y no a la enfermedad. “Partimos de la premisa del trabajo coordinado entre distintos ámbitos, Sanidad y Bienestar Social”, ha remarcado el director provincial de Sanidad, . En esta fase son imprescindibles los cuidados de los profesionales sanitarios que prestan además apoyo a los padres tanto durante el tiempo de ingreso como en el proceso de cuidados en el domicilio.

El Hospital de Ciudad Real es referencia en cuidados neonatales y en el abordaje precoz que posteriormente tiene continuidad en los siguientes años de vida, esto se consigue gracias a las sinergias y al abordaje multidisciplinar, ha subrayado el director gerente del Área, .

CUIDADOS ESPECIALES

El nacimiento de un bebé prematuro o gravemente enfermo y su ingreso en una unidad de Neonatología puede alterar el inicio del vínculo paterno-filial y perjudicar al posterior desarrollo psicomotor y afectivo del niño, señalan desde el Gobierno regional. Se establece así una red asistencial conjunta entre los servicios de , Obstetricia y Pediatría que dan como resultado una que comienza a funcionar como tal en 2009.

Según ha explicado el jefe de servicio de Salud Mental, Luis Beatro, la puesta en marcha de esta atención especializada cumple con dos objetivos terapéuticos. El primero es trabajar el vínculo paterno-filial para que la y el padre “sepan darle seguridad, afecto y sobreponerse a sus traumas para cuidar a su hijo sin condicionantes”. Se trata de “un trabajo preventivo excepcional con una relevancia trascendental en el desarrollo emocional y afectivo del hijo o hija”, ha explicado Beato.

objetivo terapéutico es ayudar a paliar el sufrimiento y el dolor que supone a los padres “que se les rompa el proyecto que habían imaginado a partir del nacimiento de un hijo”, ha añadido el jefe de Psiquiatría.