Como viene siendo tradicional, el equipo de Gobierno celebró una comida con los medios de comunicación con la cercanía de las fechas navideñas. En este encuentro, la alcaldesa de la localidad hizo balance del trabajo realizado en los últimos doce meses. Una gestión fruto de “la ilusión, las ganas de trabajar y el trabajo compartido”. Mencionó que “se han puesto en marcha” infraestructuras y obras que en los últimos tiempos han estado “paradas”, como la guardería infantil de Ciudad Jardín, el parque del Grupo Renfe, el ferial o el mantenimiento y arreglo de calles y mobiliario urbano; así como acciones encaminadas a “dinamizar la inversión y generar empleo”, a través de facilitar la adquisición de parcelas industriales, promocionar turística y comercialmente la ciudad y poner en marcha planes de empleo que resuelvan la situación de las familias varadas por la crisis. Aseguró que esta será la línea a seguir en 2017, después de “asentar los cimientos para un futuro mejor para la ciudad y para los vecinos”.

La primera edil no negó que 2016 “ha sido un año complicado”, como así han venido siendo en los últimos tiempos. No obstante, consideró que puede interpretase como “un año de transición” que ha servido para “asentar los cimientos” del futuro de la localidad, “para conseguir la ciudad que todos queremos, con el dinamismo que siempre ha tenido Alcázar de ”. Aseguró que “se ha recuperado la ilusión, las ganas de trabajar, de creer en nosotros y apostar por un trabajo en común” en el , una tónica gracias a la que se ha podido “dar dinamismo” a la gestión y “poner en marcha” cuestiones que “durante años han estado paradas”.

Así mencionó que se ha reestructurado el ferial, donde ya puede disfrutarse de un amplio aparcamiento en la explanada donde se demolieron las viviendas del antiguo barrio de Hermanos Laguna; la escuela infantil de Ciudad Jardín –que durante cuatro años ha estado cerrada, siendo fruto de actos vandálicos- ya está abierta al público y en funcionamiento, con unas instalaciones propias del siglo XXI; se ha finalizado también la obra del parque del Grupo Renfe y se ha retomado el mantenimiento y arreglo de calles y mobiliario urbano.

Estas acciones las catalogó la alcaldesa como “símbolo del dinamismo que ha recuperado Alcázar, después de cuatro años parada”. Además explicó que Alcázar de San Juan “vuelve a contar” en el mapa regional y que “ha vuelto la ilusión por invertir”, algo que dijo se nota en el “crecimiento del comercio”, no sólo en cuanto a la apertura de nuevos establecimientos, sino en el aumento del nivel de negocio, en parte derivado del hecho que “se ha triplicado el número de visitantes turísticos que están generando riqueza y dando a conocer nuestra ciudad en el resto del país y en el mundo”.

En esta misma línea, la primera edil explicó que desde el equipo de Gobierno se está trabajando por “potenciar” las señas de identidad y los elementos identificativos de Alcázar de San Juan. Como ejemplo mencionó el Carnaval, que este año celebra el 25 aniversario de su declaración como Fiesta de Interés Turístico Regional. “Queremos volver a potenciar nuestro Carnaval y, como esto, todas las cosas que en algún momento nos han hecho grandes”.

Mencionó también que “se está avanzando en la creación de industria”, buscando que “cada euro de inversión repercuta en el futuro y sea una garantía de generación de empleo”. Volvió a insistir en que Alcázar “ha recuperado” su posición en la región como centro neurálgico y cabecera de comarca, lo que incide en servicios como el hospital o el ferrocarril, además de en el comercio y la inversión. “En los últimos meses se han instalado en Alcázar empresas de otras localidades vecinas, gracias a las facilidades que desde el Ayuntamiento estamos dando a los inversores”. En este sentido mencionó las subvenciones por compra de suelo industrial, de hasta un 50% sobre el precio de venta o el arrendamiento con derecho a compra, pagando un canon anual asequible durante 20 años. Bonificaciones estas condicionadas también a la creación de nuevos puestos de trabajo.

Con estas acciones y los planes de empleo que se han puesto en marcha “de nuevo”, la alcaldesa explicó que “se ha conseguido llevar por debajo de los 3.000 el número de desempleados en la localidad, después que en los pasados años hubo una época en la que saltaron la escalofriante cifra de 4.000. No nos conformamos con ello y seguiremos trabajando para avanzar”.

Como conclusión expresó que “no podemos decir que 2016 ha sido una año para la complacencia, pero sí de satisfacción para todos los vecinos y vecinas. Todos juntos hemos demostrado una vez más que si se quiere se pueden hacer cosas y que somos capaces de salir adelante y luchar por nuestra ciudad”.

En cuanto a los proyectos para 2017, la alcaldesa adelantó dos que ya están dentro de las previsiones de gestión, como son el arreglo de la Avenida de Cervera –una de las principales vías de acceso a la ciudad y muy transitada- y la apertura del pabellón , gracias a la colaboración de los colectivos deportivos en su gestión; el objetivo es que esta infraestructura pueda autogestionarse y utilizarse, además de para la práctica deportiva, para la realización de eventos como ferias de muestras, espectáculos musicales o exposiciones. La alcaldesa se comprometió a que ambos proyectos estén materializados antes del próximo verano.

“En definitiva, seguiremos trabajando para favorecer todo aquello que genere riqueza, inversión y empleo y ponga Alcázar de San Juan en el mapa de España”, concluyó la primera edil.

Nueva situación del Gobierno Local

La alcaldesa respondió también a las preguntas de los medios relativas a la nueva situación del equipo de Gobierno de la localidad, tras la salida del concejal de IU, . A este respecto, que “la situación no es muy distinta a la que teníamos hasta ahora. Seguimos teniendo una minoría simple, antes con 10 personas y ahora con 9”. Lamentó la salida del concejal de IU, “porque ha sido uno más del equipo y en ningún momento se ha hecho diferencia porque perteneciera a otro grupo político”. Igualmente señaló que estos acontecimientos “no se han provocado por diferencias ideológicas, sino por pugnas internas. Me parece lamentable que 13 personas, por esta cuestión, hayan intentado generar inestabilidad en un gobierno de izquierdas que está trabajando bien por recuperar Alcázar, un municipio con 32.000 habitantes”. Mostró su comprensión por la decisión tomada por García y deseó que el nuevo edil de IU que entre en la corporación municipal “venga a hacer alcazareñismo y trabajar por su pueblo, no a hacer política nacional”.