Además, según recoge la sentencia, a la que ha tenido acceso , deberá indemnizar a esta persona con 130.000 euros por los daños causados y las secuelas que la han quedado.

El fiscal pedía para este hombre 8 años de prisión, que ha sido reducida en dos años al aplicársele la atenuante de dilaciones indebidas en el proceso. En la resolución judicial, en los fundamentos de Derecho, se recoge como prueba fundamental de la culpabilidad del acusado la declaración “clara y contundente” de la víctima en el juicio, donde ratificó la autoría del acusado.

Por otro lado, J.A.A.T. y los otros dos encausados en este caso, los hermanos . y . deberán hacer frente a una multa de 15 meses con una cuota diaria de 6 y 7 euros por una falta de lesiones. Al primero se le aplica la agravante de reincidencia, mientras a los otros dos la atenuante de dilaciones indebidas.

Además tendrán que hacer frente a multas más pequeñas y a cantidades también menores por los daños causados en el local durante el incidente.

HECHOS

Los hechos se remontan al 22 de abril de 2012, cuando los tres, sobre las 04.30 horas, se encontraban en el local y, en un momento dado, uno de ellos entró detrás de la barra y se hizo unas bebidas para a continuación irse los tres a los servicios.

Avisado por la mujer, el dueño del pub les pidió que dejaran lo que habían cogido y que abandonaran el local. En su salida, J.A.A.T. se topó con el padre del dueño cerca de la puerta, al que agredió con el taburete, según recoge la sentencia.