Según el escrito de acusación, al que ha tenido acceso , los hechos ocurrieron cuando la mujer —con un 66% de discapacidad reconocida e inhabilitada por sentencia judicial desde el 8 de junio de 2015— volvía sola y se encontró con el acusado, A.M.R., quien la llevó al domicilio de su hermana que estaba vacío.

Allí se desnudó y le pidió a la mujer que se desnudara, tras lo que la besó en la boca cuando estaba tumbada en un colchón, le tocó los pechos y las piernas para terminar penetrándola vaginalmente cuando estaba encima de ella.

Por estos hechos, la Fiscalía considera al acusado responsable de un delito de abusos sexuales y, además de la pena de 8 años de prisión, solicita que indemnice a la víctima con 18.000 euros y que se le prohíba acercarse y comunicarse con ella durante 9 años.