Así lo avanzado el vicepresidente en Ciudad Real explicando que el pasado viernes remitió una carta a los presidentes de los grupos parlamentarios en las Cortes, cumpliendo con el compromiso del presidente de un primer contacto con los líderes políticos para este cometido.

El ‘número dos’ del Gobierno regional ha explicado que uno de los primero temas que se abordará en este encuentro es si se opta por reformar el Estatuto ya existente o se elabora uno totalmente nuevo.

En este sentido, Martínez-Guijarro ha manifestado que el Gobierno apuesta por lo segundo, ya que consideran que la “reforma tiene que muy importante” porque Castilla-La Mancha necesita un nuevo estatuto que incorpore nuevas herramientas de las que ya disponen otras regiones para mejorar la capacidad de gestión de la Comunidad Autónoma.

“Nos gustaría incorporar los derechos sociales para que exista una garantía más fuerte que los ciudadanos tienen esos derechos a su disposición”, ha añadido.

Finalmente ha insistido que “hay que ponerse a trabajar de una manera discreta pero continua” para que antes del verano hubiera un texto que se pudiera remitir a las Cortes para iniciar su tramitación.